10 de diciembre de 2019
  • Jueves, 2 de Julio
  • Miércoles, 1 de Julio
  • Martes, 30 de Junio
  • 9 de diciembre de 2009

    Condenados con 10.500 euros y 18 meses de prisión por vender PCs con 'software' pirata

    MADRID, 9 Dic. (Portaltic/EP) -

    Dos responsables de una tienda de Puerto de Santa María han sido condenados por vender ordenadores con 'software' pirateado: una multa de 10.500 euros y a la pena de 18 meses de prisión, respectivamente.

    Según ha informado Microsoft en un comunicado, el técnico informático de la empresa Trysoc Sistemas S.L, J.G.O., ha sido condenado por el Juzgado de Instrucción nº 3 de El Puerto de Santa María a la pena de 18 meses de prisión, con la accesoria legal de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo que dure la condena y a que indemnice a Microsoft con la cantidad de 500 euros.

    Por su parte, el representante legal de la empresa, J.A.J.P., ha sido condenado a la pena de 20 meses de multa a razón de 6 euros diarios, con la responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago del artículo 53 del Código Penal. Asimismo, deberá indemnizar a Microsoft con la cantidad de 10.000 euros.

    La sentencia deja probado que ambos condenados, puestos de previo y común acuerdo, desde fechas no determinadas pero en todo caso anteriores al 26 de mayo de 2007, se dedicaban a la venta de ordenadores en los que habían instalado CDs que contenían programas de software sin la licencia autorizante que otorga Microsoft como propietaria de los Derechos de Autor.

    Cuando el Cuerpo Nacional de Policía, autorizados judicialmente mediante el correspondiente auto, procedieron al registro de los dos locales de Trysoc Sistemas SL, administrados por el acusado J.A.J.P., sitos en la localidad de El Puerto de Santamaría, hallaron quince ordenadores a los que se les había instalado software de Microsoft sin la correspondiente licencia y dos discos compactos con programas de software ilegales.

    Las acciones legales emprendidas por Microsoft contra el distribuidor de software ilegal forman parte del Plan de Protección del Cliente de Windows de la compañía. Antes de iniciar cualquier proceso judicial, Microsoft se pone en contacto con el distribuidor para informarle acerca de los riesgos que entraña esta práctica ilegal y hacerle saber que distribuir programas sin licencia supone un delito contra la propiedad intelectual.

    "Microsoft ofreció al distribuidor denunciado la posibilidad de participar en campañas conjuntas de marketing, ayudas comerciales y asesoramiento con el objetivo de facilitarles la venta de software original. Las denuncias se han llevado a cabo sólo contra aquellos distribuidores que han hecho caso omiso de estas alternativas y han manifestado un evidente ánimo de lucro vendiendo programas sin certificación legal", denunció Microsoft Ibérica.

    Para Txema Arnedo, director de Desarrollo de Propiedad Intelectual en la división española de Microsoft dijo: "Distribuir software con ánimo de lucro puede tener graves consecuencias para los distribuidores. La empresa aquí denunciada ha manifestado una clara voluntad de seguir vendiendo 'software' ilegal, ya que la compañía se había dirigido previamente a ella para evitar que fuera necesaria recurrir a la vía judicial, hizo caso omiso de recomendaciones y continuó distribuyendo software sin licencia sin tener en cuenta que podíamos interponer una denuncia, como finalmente se hizo".