18 de octubre de 2019
  • Jueves, 2 de Julio
  • Miércoles, 1 de Julio
  • Martes, 30 de Junio
  • 31 de agosto de 2009

    Garmendia asegura que el Gobierno no tocará la fiscalidad en materia de innovación

    MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, aseguró que el Gobierno no tocará la fiscalidad en materia de innovación y rechazó que los fondos de inversión que se destinan a I+D+i se vayan a ver afectados por la revisión que plantea el Ejecutivo para hacer frente a la crisis.

    "No se tomará ninguna medida que frene la innovación", subrayó la ministra en el marco del XXIII encuentro de Telecomunicaciones que se celebra en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

    Garmendia indicó que por primera vez todos los Estados del mundo están de acuerdo en que la coyuntura económica actual hay que centrarse en actividades de innovación y desarrollo.

    La ministra, que enfatizó que la innovación es una "prioridad absoluta" del Gobierno, reconoció que la situación actual requiere una revisión del sistema productivo y de los ingresos que recibe el Estado, en donde los impuestos juegan un papel fundamental.

    En este escenario Garmendia indicó que una de las tareas del Gobierno es que España se posicione entre las diez economías más innovadoras del mundo en el año 2015 y explicó que este objetivo pasa por sumar los esfuerzos de los distintos agentes para poder contribuir al "anhelado" cambio de modelo económico.

    Para la ministra este es "un compromiso de largo alcance" y añadió que el ejecutivo apuesta por una transición hacia una economía innovadora que en el contaxto actual es "necesario, oportuno y rentable".

    "La verdadera base de la prosperidad y del progreso social y económico reside en el conocimiento científico y tecnológico, que se ha convertido en el principal activo de cualquier actividad productiva", apuntó.

    Para la responsable de ciencia e innovación, uno de los vectores fundamentales para conseguir este avance en innovación pasa por incorporar talento y extender la innovación a todo el tejido productivo.

    En este sentido, Garmendia señaló que se ha identificado una dificultad para la internacionalización de las empresas españolas y destacó que el capital riesgo es el camino para atajar esta traba.