12 de diciembre de 2019
  • Jueves, 2 de Julio
  • Miércoles, 1 de Julio
  • Martes, 30 de Junio
  • 25 de mayo de 2010

    Los padres prefieren que sus hijos lleven móvil pero les preocupa para qué lo usan

    Los padres prefieren que sus hijos lleven móvil pero les preocupa para qué lo usan
    INTECO Y ORANGE.

    MADRID, 25 May. (Portaltic/EP) -

    La seguridad que aporta el móvil a padres de menores, por un lado, y a niños y adolescentes, por otro, es un tema paradójico ya que, mientras que la mayoría de los padres asegura sentirse más tranquilo si su hijo lleva un teléfono móvil, en torno a tres de cada cuatro están preocupados por el uso que hacen de este dispositivo sus hijos.

    Así lo afirma el 'Estudio sobre seguridad y privacidad en el uso de los servicios móviles por los menores españoles', elaborado por el Istituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO) y Orange España; y presentado este martes en Madrid en la Secretaría de EStado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información del Ministerio de Industria.

    El informe hace un diagnóstico sobre la utilización actual del móvil entre niños y adolescentes españoles de entre 10 y 16 años a partir de 644 encuestas personales realizadas a menores y a padres o tutores de 322 hogares españoles, junto con las aportaciones de 55 expertos en la materia.

    Según las conclusiones del estudio, casi nueve de cada diez padres (el 88% de los encuestados) aseguró sentirse más seguro si su hijo lleva un móvil con el que poder localizarle en cualquier momento. Motivo que puede hallarse detrás de que la edad de acceso a un teléfono móvil propio se sitúe entre los 10 y los 12 años.

    Sin embargo, el hecho de que el móvil sea un elementro tranquilizador para los padres de menores no implica que estos no sean concientes de sus riesgos. "El móvil tranquiliza a los padres pero, además de eso hay otras cosas en las que trabajar para evitar que los menores se vean metidos en problemas", señaló el secretario general de Orange España, Fernando Ballesteros.

    En este sentido, el estudio revela que, de los riesgos inherentes al uso del móvil, los que más preocupan a los padres son los que que tienen que ver con los contenidos inapropiados (violentos, sexuales, pornográficos o de peleas con conocidos), el contacto con adultos desconocidos o el cyberbullying.

    Por contra, los que menos preocupan a los padres son el spam, las situaciones relacionadas con un uso excesivo y las pérdidas económicas o fraudes. El director general de INTECO, Víctor Izquierdo, destacó que, estos son "precisamente" los riesgos que también presentan mayor incidencia.

    LOS MENORES GASTAN 14 EUROS AL MES

    En cuanto a los usos que hacen del móvil los niños y adolescentes, los servicios más empleados son las llamadas de voz (94,7%), las llamadas perdidas (92,9%) y los mensajes de texto (90,7%). En cuanto al acceso a contenidos destacan la escucha de música mp3 (71,4%) y los juegos (51,6%).

    El estudio también ha revelado a cuánto asciende el presupuesto que los menores -o sus padres- dedican al teléfono móvil. Así, de media, los menores españoles entre 10 y 16 años gastan unos 14 euros al mes.