4 de diciembre de 2020
16 de diciembre de 2008

Los más pequeños también pueden jugar estas navidades

MADRID, (OTR/PRESS)

Cómo cambian los tiempos. Antes, los videojuegos parecían cosa de niños y ahora los más aclamados (Que no en número) están enfocados al público adulto o adolescente, como 'Gears of war 2', 'Ninja Gaiden 2', 'Wii Fit', 'Prince of Persia', 'Brain Training' o 'Grand Theft Auto IV'. Encandilan a los mayores de 12 años o amplían el mercado de los videojuegos hacia nuevos jugadores. Wii y Nintendo DS han destacado en esta captación de "jugones" neófitos con su línea 'Touch Generations'. Sin embargo, las consolas de Nintendo también son un hervidero de juegos adecuados para los más pequeños, como 'Animal Crossing', 'Hello Pocoyó', 'Family Party' o 'Harvest Moon'.

Los padres no tienen qué temer. Si quieren que sus hijos disfruten de títulos adecuados para su edad que además les estimulen y les enseñen, no tienen más que buscar un poco entre el amplio -aunque no siempre lleno de calidad- catálogo de Wii y DS. A la portátil acaba de llegar el mejor título para los usuarios más pequeños de la casa, inspirado además por una serie española de éxito internacional: 'Hello Pocoyó'. Se trata de una sencilla y básica aventura gráfica, que recrea con acierto el mundo de la serie y que anima a los pequeños a resolver acertijos, investigar y utilizar sus sentidos.

La aventura comienza cuando el protagonista hace desaparecer a sus amigos con un lápiz mágico y tiene que viajar por los escenarios inspirados en la serie para encontrarlos (Y éstos se le irán uniendo en la aventura). Entonces los pequeños jugadores tendrán que usar la pantalla táctil para desenterrar objetos, soplar para hacer volar a los personajes o hacer ruidos para que un coche acelere, por ejemplo. Cuenta con 24 canciones y 100 frases del narrador, el único que habla en la serie.

Otro juego didáctico llega a Nintendo DS: 'Harvest Moon'. Se trata de un simpático título de rol y gestión que transcurre en una granja. Bueno, en realidad transcurre en una isla desierta pero allí los juegadores deben ganarse la vida plantando verduras o criando animales, cuidándolos, acariciándolos para que sean felices, esquilándolos y ordeñándolos. A medida que crece la granja, acuden los turistas, con los que se puede interactuar. Aparecerán nuevos habitantes que crearán sus propios negocios, entre los que será posible encontrar el amor. Además, es posible hablar con amigos del mundo real mediante la conexión Wi-fi de la consola.

VUELVE 'ANIMAL CROSSING'

Otro juego basado en la creación, la gestión y la interacción con personajes es 'Animal Crossing', franquicia que ya vio la luz en Gamecube y Nintendo DS, y que cuenta con 10 millones de seguidores en todo el mundo. El juego invita a crear un personaje con el que hacer una vida día a día en un mundo repleto de colorido y posibilidades. Además, ha ampliado el componente social gracias a la conexión a Internet, que permite visitar los pueblos de otros usuarios, y el 'Wii Speak', un accesorio que se vende aparte para hablar con jugadores vía on-line.

'Family Party', también para Wii, es un título perfecto para que padres e hijos puedan disfrutar de un rato juntos frente a la consola. En realidad, es tan válido para familias como para grupos de amigos ya que junta en un sólo disco juegos de mesa tan populares como 'Hundir la flota' o 'Conecta 4'. Además, hay otros juegos algo menos conocidos, como 'Yahtzee', 'Boggle', 'Sorry' o 'Sliders', que siempre sacan todo el partido a los peculiares controles de Wii. El juego cuenta nada menos que con el famoso juguete Mister Potato como maestro de ceremonias.

'Hello Pocoyó!', distribuido por Virgin Play, y 'Harvest Moon: La isla de la alegría', de Nintendol, están disponibles en el catálogo de Nintendo DS a un precio de 39,95 euros. Por su parte, 'Animal Crossing' (Nintendo) y 'Family Party' (Electronic Arts), se pueden encontrar para Wii por 49,95 euros (O 69,95 junto al 'Wii Speak') y 29,95 euros, respectivamente. Evidentemente, los cuatro títulos tienen una recomendación para mayores de 3 años, según el código PEGI.