22 de noviembre de 2019
23 de octubre de 2019

El Gobierno valenciano insiste en que la tasa turística "no está sobre la mesa" hasta que no haya acuerdo con el sector

El Gobierno valenciano insiste en que la tasa turística "no está sobre la mesa" hasta que no haya acuerdo con el sector
Turistas en la plaza de la Virgen de València - GVA - ARCHIVO

VALENCIA, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha insistido este miércoles en que la tasa turística "no está sobre la mesa" actualmente en la Comunidad Valenciana hasta que no haya un acuerdo con el sector. "Una tasa uniforme para todo el territorio sería una barbaridad", ha advertido.

Hasta entonces, la Generalitat apuesta por estudiar "a fondo" su posible implantación, atendiendo a la diversidad del turismo valenciano, porque "Benidorm (Alicante) y València no tienen nada que ver", como ha defendido el conseller socialista a una pregunta de Ciudadanos en el pleno de Les Corts.

Ante las críticas de Cs por la diferencia de posturas entre los socios del Botànic II (PSPV, Compromís y Unides Podem), Soler ha hecho hincapié en que la tasa es "una herramienta más para las políticas turísticas" y que el objetivo es que "siempre revierta en el propio sector", con lo que "nunca se puede plantear como una herramienta de carácter recaudatorio; no tiene sentido".

No se trata, por tanto, de "demonizar una tasa que tiene media Europa", ha defendido, sino de "estudiarla adecuadamente" y ver "qué papel juega". Y hacerlo a partir de su "importante vocación municipalista", entendiendo que "el modelo turístico valenciano no es único".

"A lo empresarios de Benidorm puede que no les interese mucho implantar la tasa turística porque gran parte de su oferta es 'low-cost', pero puede que a los de València ciudad sí", ha ilustrado el titular de Hacienda.

"SIN CONSENSO, NO SERÁ ÚTIL"

En este contexto, "hay que preguntar al sector, sea amigo o enemigo". "Da exactamente igual el color político, tiene que ver con las características del modelo turístico", ha sostenido, y ha aseverado: "Si no hay consenso, no será una política útil; necesitamos que haya consenso en el sector. Mientras tanto, no está sobre la mesa del Consell".

Por todo ello, ante la posición de la Comunidad Valenciana como "potencia turística", la Generalitat cree que "vale la pena afinar las herramientas para que sea compatible ahora y dentro de diez años, cuando ojalá la paz llegue al Mediterráneo", ha remachado el conseller.

Ciudadanos, por contra, rechaza los planteamientos que defendieron los partidos del Botànic II sobre la posible implantación de la tasa durante este verano, cuando "parecía que cualquier excusa era buena para sacarla a coalición". "Algunos incluso se atrevieron a decir cuál iba a ser el modelo recaudatorio", ha criticado el diputado Carlos Gracia.

En la misma línea, la formación 'naranja' se pregunta "cuál es la postura del Consell" y afea al vicepresidente segundo y conseller de Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau (Podem), su "entrada triunfal" al Gobierno valenciano, mientras "los socialistas generan más dudas".

Cs reclama, por contra, que la Generalitat no tire "balones fuera" con la tasa turística y dé "una respuesta clara y contundente, un mensaje sin dobleces", ya que actualmente "lo único que generan son más dudas y más incertidumbre: Es el momento de apoyar al sector turístico, no de ponerle trabas".

Para leer más