23 de octubre de 2019
18 de julio de 2019

El Museo de Bellas Artes de Álava incorpora cuatro nuevas obras de Jesús Apellániz

El Museo de Bellas Artes de Álava incorpora cuatro nuevas obras de Jesús Apellániz
El Museo de Bellas Artes incorpora cuatro nuevas obras de Jesús Apellániz a la exposición permanenteFUNDACIÓN VITAL

Homenajea así al pintor vitoriano en el cincuenta aniversario de su fallecimiento

VITORIA, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Museo de Bellas Artes de Álava ha incorporado esta semana a su exposición permanente cuatro nuevas obras del pintor vitoriano Jesús Apellániz López (1897-1969), como homenaje en el cincuenta aniversario de su fallecimiento.

En un comunicado, la Diputación foral de Álava ha informado de que estas obras fueron legadas recientemente a la institución foral. Se trata de dos vistas urbanas de Vitoria, un paisaje de la Llanada Alavesa y una composición floral.

Esta pequeña muestra quiere homenajear al pintor vitoriano cuando se cumplen cincuenta años de su fallecimiento. Tres de las obras incorporadas a la exposición permanente proceden del legado del matrimonio formado por Alberto Viana y Pilar Lizarralde, y la cuarta es una donación de la familia de José Ignacio Gutiérrez Ortiz.

Las personas que visiten el Museo de Bellas Artes de Álava podrán disfrutar de estos cuatro óleos sobre lienzo o cartón en la antecapilla del Palacio Agustín Zulueta y sede de la pinacoteca.

Jesús Apellániz López nació en Vitoria el 21 de septiembre de 1897
y forma parte de una generación de artistas alaveses que conviven con las aportaciones de pintores plenamente consolidados como Ignacio Díaz Olano o Fernando de Amárica.

Se forma en la Escuela de Artes y Oficios de Vitoria y en la Academia de San Fernández de Madrid, y vive y trabaja posteriormente en París y en las localidades guipuzcoanas de Orio y Zarautz. Apellániz regresa definitivamente a la capital alavesa en 1948 y funda unos años más tarde, en 1954, Galerías Apellániz, que acaba de celebrar en 2019 los 65
años de actividad.

PINTOR VIAJERO Y DE PAISAJES

Jesús Apellániz es un pintor viajero y de paisajes que recorre distintos parajes del País Vasco, del resto de España y también del extranjero, con una especial predilección por Francia.

Los cuadros que se exhiben desde este pasado jueves en el Museo de Bellas Artes de Álava constituyen una muestra de su trayectoria. Se trata de tres paisajes cercanos, dos vistas de Vitoria y un paisaje de la Llanada; y una composición floral.

Las vistas de Vitoria, de pequeño tamaño, son muy frecuentes en su
producción pictórica. Las dos obras se fechan hacia 1954, momento de plena madurez pictórica del artista y muestran su predilección por los rincones del Casco Viejo.

Una de ellas refleja la zona de Portal de Villarreal con la catedral de Santa María al fondo y la segunda muestra la zona de los Arquillos con la torre de la iglesia de San Miguel en un día nevado.

Una panorámica desde Berrosteguieta de Llanada alavesa, realizada hacia 1951, es un óleo de mayor formato que representa el paisaje de la Llanada Alavesa tan querido por el artista.

Junto al paisaje, se pueden ver flores, otro de los temas más trabajados por Apellániz en su producción pictórica. Estarán realizadas hacia 1958 y muestran una de las características composiciones florales que tanta fama le dieron al autor en la Vitoria de mediados del siglo XX. En formato oval y sobre un fondo oscuro, destaca el gran ramo con un colorido vibrante y tratado con una pincelada muy suelta.

Estas cuatro obras vienen a completar la representación de la pintura de Jesús Apellániz en los fondos del museo. Con diversas procedencias y formas de ingreso y una cronología que abarca desde 1924 a 1961, no faltan en sus títulos referencias a localidades que marcaron su biografía como Eliz-pea. Orio, Paisaje de Zarautz, Puente de Alejandro III de París o Aránzazu, además de dos bodegones.

La incorporación de estos cuatro óleos de Jesús Apellániz a la exhibición permanente coincide con la salida de La Inmaculada del Escorial, del pintor sevillano Bartolomé Esteban Murillo, que ha estado expuesta de forma temporal durante el último mes en el marco del programa 'De gira por España' desarrollado con motivo del bicentenario del Museo del Prado. Un total de 2.465 personas ha visitado el Museo de Bellas Artes de Álava durante dicho mes.

El Museo de Bellas Artes está abierto al público de 10.00 a 14.00 horas y 16.00 y 18.30 horas de martes a sábados, y de 11.00 a 14.00 horas los domingos y festivos --cierra los lunes y los martes después de lunes festivos--. La entrada es gratuita.