22 de julio de 2019
14 de junio de 2019

Cócteles al atardecer: 10 terrazas para disfrutar del verano en Madrid

Cócteles al atardecer: 10 terrazas para disfrutar del verano en Madrid
HYATT CENTRIC GRAN VIA MADRID

   MADRID, 14 Jun. (EPTURISMO) -

    Con la llegada del buen tiempo, nada mejor que subir a las alturas para disfrutar de los tejados, cúpulas y vistas de Madrid desde las numerosas terrazas que buscan sorprendernos cada año, aunque también a pie de calle encontramos auténticos oasis en el centro de la ciudad donde disfrutar de buena música, cócteles y de la gastronomía.

   Un ejemplo de ello es la azotea sobre El Pabellón de Florida Retiro, que abre sus puertas para convertirse en el lugar donde disfrutar del buen tiempo entre las copas de los árboles de uno de los pulmones verdes de la ciudad. Su decoración permite trasladarse a una atmósfera relajada e informal, inspirada en los oasis del desierto de Oriente, donde compartir con amigos croquetas de cecina de buey, buñuelos de queso manchego, torta suflada de pescadito frito, ensaladilla ahumada con picos. Todo ello maridado con cócteles creados por Óscar Molina, mientras que dj's pinchan música en directo.

   Mientras, para terraza con vistas, las que ofrece My Way (Gran Vía, 42), que busca recrear el espíritu festivo y el 'glamour canalla' del Madrid de los años 50 y en la que se puede disfrutar de vinos por copas, coctelería y de una carta de picoteo que incluye ostras, jamón ibérico, quesos y salazones.

   Muy cerca, El Jardín de Diana en el Hyatt Centric Gran Via Madrid (Gran Vía, 31) mantiene su apuesta gastronómica, donde no faltarán snacks ligeros y cócteles de autor, estando todo ello acompañado por unas excelentes vistas a una de las calles más bulliciosas de la capital.

   Para disfrutar de los atardeceres capitalinos y de la noche madrileña otra opción es Sunset Lookers, la azotea del Hotel Santo Domingo (Plaza de Santo Domingo, 13). Nada mejor que disfrutar desde su terraza de sugerentes cócteles como 'Cocoa', 'Sex in Santo Domingo' o 'Pure Garden' para compartir con amigos como caen los últimos rayos sobre los tejados madrileños.

   Si buscas buenas vistas, cócteles de autor y te gustan The Beatles, tu cita está en el Sky Bar del Gran Meliá Fénix, que cada jueves apuesta por un 'afterwork' durante todo el verano donde disfrutar de la música de la banda de Liverpool y recrear su concierto en la azotea. Todo ello compañado de unos cócteles creados para la ocasión por Javier de las Muelas, de Dry Martini, como 'Let it Be' con una base de triple seco, vodka, zumo manzana, azúcar manzana verde, Sprite y cardamomo para darle un toque refrescante al trago.

   En pleno corazón del Paseo de la Castellana, al lado del hotel Villamagna, se puede escapar también del bullicio en la terraza The Oak by Marta Cariño! (Marqués de Villamagna, 1), donde degustar destilados nacionales y de importación, además de una segunda carta de alto nivel en la que se incluyen champán y bebidas más exclusivas.

   Por su parte, recién aterrizado en la capital, la terraza de Patio de Leones (Serrano, 1) en la plaza de la Independencia y a los pies de la Puerta de Alcalá, un espacio en el que comer y beber en cualquier momento del día, desde desayunos y contundentes chapatas para almorzar hasta degustar tapas y guisos de altura como los callos a la vizcaína o el rabo de toro al vino tinto. Todo ello complementado con refrescantes cañas, vermú y vinos de chateo al lado de El Retiro.

   Mientras, en el mismo corazón de la ciudad, Viva Madrid (Manuel Fernández y González, 7), de la mano del barman Diego Cabrera y sus socios, Ricardo García y Gustavo DiPasquale, nos sorprenden con su coctelería para disfrutar de cócteles de verano, tragos largos, más refrescantes y con menos carga alcohólica, además de los nuevos platos diseñados por Estanis Carenzo e inspirados en la cocina de las tabernas de antaño, como las bravas fritas en AOVE, la ensaladilla rusa, los torreznos con mojo rojo, los buñuelos de bacalao con ajoblanco o los mejillones con ajada bilbaína.

   A pie de calle, Lúa (Eduardo Dato, 5), el único gallego con estrella Michelin fuera de Galicia, apuesta por el tapeo para disfrutar de su terraza bajo las bombillas que cuelgan de sus vigas y donde saborear de su pulpo a feira, la estrella de la carta, así como del gazpacho amarillo, las almejas con curry o el carpaccio de carabinero con mayonesa de jengibre y maracuyá. Sin olvidar clásicos como la ensaladilla de mariscos o el foie micuit sobre empanada de pera, trampantojos como sus bravas de langostino, maridado con el vino de la casa, elaborado en exclusiva para Lúa por la bodega de Ribeiro Coto de Gomariz.

   Y solo durante este mes de junio, el mítico Casa Lucio (Cava Baja, 35) rinde homenaje a otra icónica marca como La Casera, que cumple 70 años, con un menú (45 euros), maridado con las referencias Tinto de Verano y Distinto de La Casera, donde no faltan el 'santo y seña' de la casa, los huevos de Casa Lucio, seguidos de sopa de ajo, y de un capón en pepitoria, una de las especialidades más longevas del local para cerrar con el pan perdido, una receta francesa similar a la torrija en la que el pan se desmenuza previamente haciendo el postre más ligero, que se sirve frío con azúcar caramelizado y helado.

Para leer más