29 de septiembre de 2020
14 de agosto de 2020

Escapadas en España para desconectar y disfrutar de la mejor gastronomía nacional

Escapadas en España para desconectar y disfrutar de la mejor gastronomía nacional
Hotel Convento Aracena & Spa - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS / LUIS MARIA DE PAZO

   MADRID, 14 Ago. (EP TURISMO) -

   En un verano marcado por la crisis del coronavirus, es el momento de disfrutar de la gastronomía y apostar por las ciudades españolas para descubrir la variedad de oferta que ofrece el turismo nacional, que en estos momentos acusa el impacto de la pandemia. Aquí os damos algunas recomendaciones para desconectar unos días disfrutando de espectaculares vistas y de espacios únicos.

   Para los que buscan alejarse de la gran ciudad y relajarse en un ambiente único, una opción es La Caminera Club de Campo en Torrenueva (Ciudad Real). Descansar en un hotel ubicado en una atalaya desde la que se divisa un mar de olivares y tierras de labranza, desconectar en su piscina o relajarse en su SPA, que ha limitado su aforo, para después poder disfrutar de su oferta gastronómica en Prado Lounge Restaurant, que ofrece un recetario local en base al producto de temporada.

   Además cuenta con una amplia variedad de actividades para los más activos, ya que se puede disfrutar del senderismo al contar con tres rutas señalizadas, realizar rutas en bicicleta de montaña o eléctrica por la finca, jugar al pádel o al golf, con un recorrido de 18 hoyos.

   En las primeras semanas de agosto nada mejor también que disfrutar de los campos de lavanda, que lucen a pleno esplendor junto a los de girasoles en la zona de Guadalajara. Parada en Brihuega para perderse entre las filas de colores morados y lilas o disfrutar de la muy cercana Sigüenza para recorrer sus calles o contemplar El Doncel en la catedral.

   Y para vivir toda una experiencia con la gastronomía local visitar al restaurante de Molino de Alcuneza, que cuenta con una estrella Michelin, y donde los hermanos Blanca y Samuel Moreno agasajan a sus comensales con una oferta culinaria vanguardista donde predomina el uso de una materia prima excelsa, de temporada y eminentemente local. Además si te alojas en su hotel boutique podrás desconectar y recargar pilas en su piscina o en su spa.

   Mientras, los amantes del vino tienen la opción de una parada en Peñafiel (Valladolid) para disfrutar de la oferta enoturística y gastronómica del AF Hotel Pesquera. Allí, el hotel de la Familia Fernández Rivera, que se encuentra ubicado a los pies del Castillo de Peñafiel, ha confeccionado diferentes packs para sorprender al visitante y descubrir los encantos de la Ribera del Duero.

   Con el 'Pack fin de semana gourmet', los clientes podrán disfrutar de una cena especial Vinos y Tapas en el restaurante Luna Llena con maridaje con los vinos de Familia Fernández Rivera, además de desayunos gourmet a la carta y una visita a una de sus bodegas Tinto Pesquera o Condado de Haza.

   Siguiendo la ruta por Castilla y León, nada mejor que recorrer los pueblos de Palencia para descubrir el arte románico, ya que la provincia cuenta con la concentración de monumentos románicos más importante de Europa. Tras explorar sus pequeñas iglesias y conventos, que siguen en pie con el paso de los siglos, la ruta gastronómica nos lleva a disfrutar de la cocina de 'Estrella del Bajo Carrión' en Villoldo.

   En su propuesta gastronómica destacan sobre todo los productos frescos de temporada como verduras de la huerta, setas del bosque, destacan para el verano el guiso suave de guisantes con huevo de corral, paletilla de lechazo churro entreasada o los pichones de nidal de Tierra de Campos.

   Para los que prefieran playa y se encuentren por el Mediterráneo podrán hacer una parada en el reciente inaugurado complejo de Odiseo en Murcia, que cuenta con más de 15.000 metros cuadrados en los que rinde tributo a los valores de la cultura mediterránea y que cuenta con el chef alicantino Nazario Cano, reconocido con una estrella Michelin en su anterior etapa en El Rodat (Jávea), al frente de la propuesta gastronómica.

   Un espacio que está distribuido en diferentes alturas y que cuenta con tres restaurantes, un bar, tres terrazas, un sport bar, así como la piscina voladiza más grande de Europa y la segunda del mundo, solo superada por la del Marina Bay Sands en Singapur.

   Pero para los que prefieren perderse por las calas de las Islas Baleares, una opción es acercarse al Sea Club, ubicado en el hotel Cap Rocat en un área natural protegida de 30 hectáreas en Palma de Mallorca, que le convierte en el hotel más recóndito y privado del Mediterráneo.

   Un lugar perfecto para disfrutar de la tranquilidad, de la naturaleza y de su gastronomía en el Sea Club, una de las terrazas de referencia de la isla, donde degustar sus platos a la parrilla y arroces, siempre acompañados de buen vino, mientras se disfruta de impresionantes puestas de sol.

   Otra isla para recorrer es Menorca, haciendo una parada o alojandose en Torralbenc, el primer agroturismo boutique de la isla con las mejores calas y playas de arena blanca y que ofrece visitas a sus viñedos, snorkel o paddlesurf. Sin olvidar, la oferta gastronómica de la mano del chef Luis Loza, en la que apuesta por el producto menorquín, donde figuran sus croquetas de sobrasada, tartar de pescado sobre pan de algas y mantequilla, o sus arroces, desde el clásico de verduras al cremoso de marisco y pescados de la lonja.

CHIRINGUITOS Y 'BEACH CLUBS' EN ANDALUCIA

   En La Cala de Mijas en Málaga otra opción es Florida Mijas Beach, un nuevo complejo de gastronomía y ocio en la Costa del Sol donde disfrutar de alguno de sus diferentes espacios como el Palmira Mijas, Origen Pool, Origen Beach y Lighthouse. Un espacio de 3.000 metros cuadrados distribuidos en cinco zonas: restaurante, terraza, 'beach club' con piscinas, zona de hamacas en la playa y club de noche. Una oferta gastronómica, bajo la dirección del chef Iván Cerdeño, que cuenta con una estrella Michelin en su local de Toledo, con una propuesta culinaria basada principalmente en el producto local y de temporada.

   Marbella se consolida este verano como uno de los destinos más deseados con los nuevos chiringuitos, restaurantes y 'beach clubs'. La ciudad de la Costa del Sol ofrece entre sus novedades desde disfrutar de Leña, el nuevo concepto de Dani García, que transformó su restaurante gastronómico con tres estrellas Michelin en un 'steakhouse' para revolucionar el mundo de las brasas.

   Tampoco te arrepentirás con una escapada a Playa Padre, donde el chef Franco Franceschini revoluciona el concepto gastronómico de este 'beach club' marbellí con una cocina conceptual, fusionando las raíces latinas, y con personalidad. Además de poder degustar esta propuesta desenfadada bajo las palmeras, disfrutando de la arena blanca y del mar, mientras saboreas cuidados cócteles y con música en directo con reconocidos DJs internacionales.


   Los que prefieran disfrutar de la naturaleza y de rincones tranquilos pueden acercarse al Hotel Convento Aracena & Spa, situado en un antiguo convento del S.XVII y ubicado en la comarca del Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Un paraje ideal en un entorno rural para desconectar en su spa y disfrutar de su oferta gastronómica en el restaurante Huerto Nun, que aúna la cocina moderna con la tradicional, y donde todo gira en torno al cerdo ibérico de bellota con denominación de origen de Jabugo.

   Si las vacaciones te llevan por Galicia y quieres disfrutar de los grandes vinos de esas tierras, una visita a la bodega Mar de Frades te permitirá conocer sus secretos de sus caldos en la orilla de la Ría de Arousa (Pontevedra).

   Para este verano, aprovechando el tirón del turismo nacional, la bodega ofrece la posibilidad de conocer sus instalaciones, empezando en la terraza junto al viñedo que rodea la bodega y con el mar como telón de fondo para pasar a recorrer la bodega y terminar con una elaborada cata de sus vinos, maridada con un aperitivo a base de productos locales.

Para leer más