19 de octubre de 2020
16 de octubre de 2020

El Museo Numantino de Soria acoge una exposición sobre carros y carretas hasta noviembre

SORIA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El director general de Políticas Culturales, José Ramón González, ha inaugurado este viernes en el Museo Numantino de Soria la exposición 'Carros y carretas. Transporte Tradicional en la provincia de Soria', que podrá verse hasta el mes de noviembre.

Esta muestra se ha gestado a partir de la donación de un carro en excepcional estado de conservación, lo que propició la realización de un proyecto de investigación etnográfico que fuera la base documental de esta exposición temporal sobre la carretería en la provincia de Soria. El carro donado por Ángel Lorenzo, quien tiene un fuerte compromiso con el patrimonio cultural soriano, conserva todas sus piezas originales, incluyendo su cubierta de lona y mimbre, algo infrecuente.

La exposición tiene como pieza central el propio carro. Fue trasladado desde Pozalmuro parcialmente desmontado, siguiendo criterios de conservación preventiva y previendo su almacenaje posterior una vez concluya la exposición temporal. Ya instalado en la sala, se procedió a una segunda limpieza y a la elaboración del estudio diagnóstico de su estado de conservación.

La exposición consta de ocho capítulos compuestos por el cartel textual correspondiente seguido de fotografías antiguas reproducidas que añaden información gráfica complementaria y esencial. Se incluye, asimismo, un audiovisual de corta duración con entrevistas orales a personas que conocieron la vida tradicional en que los carros, con sus múltiples variantes, eran necesarios.

La carretería constituyó una forma de vida en la zona noroeste de la provincia desde que, en 1497, los Reyes Católicos autorizaron la constitución de la Real Cabaña de Carreteros, Trajineros, Cabañiles y sus derramas y le concedieran privilegios similares a los que tuvo el Real Concejo de la Mesta. El traslado de la madera se constituyó en esa forma de vida que fijaba calendarios de extracción y de transporte, que determinaba la arquitectura de las casas con amplio zaguán y cuadras tal como aún puede verse en Molinos de Duero, Salduero, Vinuesa*

Pero también fue necesario para el comercio entre comarcas y pueblos que se realizaba en los mercados de Soria, Almazán, El Burgo de Osma o Medinaceli. Los caminos eran transitados frecuentemente por ellos, también por los carros que servían a la agricultura y la selvicultura y al transporte de personas. Además, los carros y las carretas, adornados junto a los animales que tiraban de ellos, fueron a las romerías y participaron en las fiestas locales de maneras variadas. También estuvieron presentes en la muerte, trasladando a los difuntos a los cementerios.

La carretería desapareció lentamente. El ferrocarril primero y los vehículos a motor después fueron desplazando a los carros, si bien todavía en la década de los años ochenta del siglo pasado era posible encontrar carros en las carreteras y los caminos.

Este carro fue elaborado en la Carretería Viamonte de Borja, probablemente parientes de los Viamonte carreteros de Ágreda. Era tirado por un mulo o caballo y se utilizó para el transporte de mercancías entre comarcas y pueblos.

La exposición ha sido financiada por la Junta de Castilla y León y la Unión Europea a través de los fondos FEDER.

...

Contador

Lo más leído