27 de septiembre de 2020
12 de agosto de 2020

Montánchez (Cáceres) solicita que su carnaval Jurramacho sea declarado Fiesta de Interés Turístico Regional

Montánchez (Cáceres) solicita que su carnaval Jurramacho sea declarado Fiesta de Interés Turístico Regional
202008127866f320b84d741a62110c8cb4107d5b.jpg - REMITIDA POR LOS SOLICITANTES

MÉRIDA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

La ciudad cacereña de Montánchez ha solicitado que su carnaval Jurramacho sea reconocido y declarado como Fiesta de Interés Turístico Regional.

Así, el ayuntamiento, la Mancomunidad Sierra de Montánchez y más de
una veintena de asociaciones y colectivos de la localidad han suscrito la memoria presentada en la Consejería de Cultura para que este "ancestral carnaval" pueda gozar de este reconocimiento.

"Montánchez es la cuna del carnaval en Extremadura. Un carnaval auténtico e inimitable cuya tradición se remonta varios siglos y que ha llegado hasta el presente conservando su esencia y tipismo. Se trata de un carnaval que no está hecho para ser visto, sino para ser vivido y disfrutado", han destacado los promotores de la petición en nota de prensa.

El origen documentado de esta tradición se encuentra en el siglo XVIII, aunque, no obstante, según el contenido de la memoria presentada, el personaje surge antes del siglo XV y es un legado de la comunidad mudéjar.

El término Jurramacho deriva del árabe hispánico muharrag, que significa bufón, payaso o pelele y diferentes documentos fechados a partir del siglo XVIII describen el ambiente en la población con "bullicios y asonadas que perturban la tranquilidad pública" en tiempos de carnaval.

El Jurramacho es el "protagonista indiscutible" del carnaval de Montánchez. Se trata de un disfraz logrado gracias a la combinación de ropas viejas y en desuso sin criterio alguno de moda o estética.

El Jurramacho se tapa la cara con la funda de los famosos jamones de la localidad serrana, con antifaces, pelucas y toda clase de complementos y también cambia la voz y su forma de actuar para no ser reconocido.

Los vecinos de Montánchez se han disfrazado de Jurramacho desde tiempo inmemorial, costumbre que ha pasado de padres a hijos desde hace
muchas generaciones.

"La originalidad, el valor histórico, antropológico y cultural de esta forma de entender el carnaval son los principales argumentos defendidos en la Memoria. También las posibilidades que tiene para el turismo regional y nacional una fiesta tan especial y con tanta raigambre como los carnavales Jurramachos de Montánchez y su incidencia socioeconómica en Montánchez y los demás pueblos de la Mancomunidad", ha recalcado.