27 de septiembre de 2020
5 de agosto de 2020

Los consumidores tienen ganas de viajar aunque reclaman ciertas condiciones a los hoteles

Los usuarios esperan una mayor limpieza y más tecnología sin contacto

Los consumidores tienen ganas de viajar aunque reclaman ciertas condiciones a los hoteles
Piscina con la separación de dos metros entre hamacas del hotel Meliá Palma Marina. - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los consumidores tienen ganas de viajar aunque con ciertas condiciones, según un informe elaborado por Oracle y Skift que indica que esta disposición a viajar conlleva nuevas condiciones tales como políticas mas flexibles de cancelación, así como una mayor limpieza y más tecnología sin contacto.

Este año los viajeros se decantan por permanecer más cerca de casa, a distancias abarcables conduciendo (47%) o por los viajes dentro del propio país (44%). Con tanta incertidumbre por delante derivada del coronavirus, los consumidores también exigen políticas flexibles de cancelación y reembolso (76%) y están más abiertos a considerar los hoteles que ofrecen tarifas con descuento (65%).

La disposición de los consumidores a viajar conlleva también exigentes advertencias para los hoteles en cuanto a mejoras en limpieza y tecnología. Como respuesta, el 70% de los hoteles ya tienen o están planeando adoptar tecnología sin contacto para el check-in, pedidos de comida, servicios de conserjería y otros.

El 90% prevé aumentar también la frecuencia de limpieza y desinfección y la capacitación del personal sobre estos procedimientos y hacer más seguras las interacciones con los huéspedes (89%).

LA SEGURIDAD ES PRIORITATIA.

El estudio 'A Data-Driven Look at Hospitality's Recovery', exploró las actitudes y perspectivas de 4.600 consumidores y 1.800 ejecutivos de hoteles sobre los viajes, incluidos los cambios en la experiencia de los huéspedes y de los empleados, las políticas de reserva y distribución, y la perspectiva de recuperación de la industria.

La seguridad sigue siendo la principal prioridad de los consumidores cuando consideran viajar, y la industria hotelera está duplicando la tecnología para facilitar el distanciamiento social y reducir la interacción cara a cara para la protección de los huéspedes.

Con la restricción internacional de las fronteras y las preocupaciones por volar, los hoteles recibirán nuevos tipos de viajeros, lo que aumentará la oportunidad de dejar una impresión positiva que conducirá a la repetición y a las recomendaciones de los viajeros.

El estudio muestra como cierre de fronteras remodela el perfil de los huéspedes: más del 30% de los ejecutivos encuestados dijo que esperaba ver más o significativamente más viajeros nacionales, y más del 60% esperaba menos o significativamente menos viajeros internacionales.

Así los hoteles se están moviendo rápidamente para cumplir con las demandas de los consumidores, con más del 80% de los ejecutivos informando que estaban considerando o que ya habían realizado cambios para permitir políticas de cancelación y reembolso más flexibles.

La seguridad será el nuevo estándar de oro: el espacio y la limpieza seguirán siendo críticos, con el 84% de los viajeros de acuerdo en que 'crear reglas de distanciamiento social' para los espacios públicos del hotel será el factor más relevante en su decisión sobre qué marcas de viajes elegir para los próximos viajes.

Los ejecutivos del hotel parecen estar preparados para cumplir con estas expectativas, con un 82% considerando cambiar o alterando los espacios públicos para permitir el distanciamiento social.

LA TECNOLOGÍA FOMENTA EL DISTANCIAMIENTO SOCIAL.

La tecnología permite el distanciamiento social y la limpieza al reducir la necesidad de interacciones en persona, y empodera a los hoteles para que ofrezcan un servicio de "alto contacto" sin el contacto físico.

Los hoteles tienden al contactless: más del 70% de los ejecutivos dijo que estaba considerando o ya estaba utilizando servicios de pago sin contacto y mensajería digital, y cerca del 60% estaba considerando o ya habían activado la vinculación de los teléfonos inteligentes para abrir las habitaciones.

Los consumidores están de acuerdo, lo que indica que los pagos sin contacto (35%), las llaves digitales de las habitaciones (26%) y los servicios de mensajería digital (20%) se encuentran entre los tres cambios principales que los harían sentir más cómodos alojándose en un hotel.

Las herramientas de autoservicio permiten que los huéspedes no pasen por recepción: más del 70% de los ejecutivos consideran que la tecnología de autoservicio será importante para ayudar a los huéspedes y minimizar el contacto innecesario, con dos tercios (67%) asegurando que estaba considerando o ya utiliza procedimientos de autoservicio para el check-in.

El 70% de los viajeros asegura que está más dispuesto a permanecer en establecimientos de hostelería que implementen este tipo de servicios, con un 23% citando el check-in de autoservicio a través del quiosco digital como un cambio que incrementaría su comodidad.

Más del 60% de los ejecutivos encuestados aseguró que estaba considerando o que ya estaba haciendo cambios para ampliar las opciones de servicio de habitación, y el 50% está buscando expandir la opción de comida para llevar o entregar.

Finalmente una quinta parte de los huéspedes destacó el servicio de habitaciones como una opción a destacar para aliviar sus preocupaciones ya que les permitiría evitar espacios compartidos, como los restaurantes de los hoteles.

Para leer más