11 de diciembre de 2019
15 de noviembre de 2019

El gobierno de unidad de Libia suspende los vuelos hacia el este por el conflicto con las autoridades orientales

El Gobierno de Tobruk había ordenado que todos fueran forzados a aterrizar en Benghazi por "seguridad"

El gobierno de unidad de Libia suspende los vuelos hacia el este por el conflicto con las autoridades orientales
Avión en vuelo - PAULBR75/PIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El gobierno de unidad de Libia ha anunciado este viernes la suspensión de todos los vuelos que sobrevuelen el espacio aéreo controlado por las autoridades asentadas en el este del país, después de que éstas emitieran una orden para forzarlos a aterrizar en Benghazi por motivos de "seguridad".

Según las informaciones facilitadas por el diario local 'The Libya Observer', la orden ha sido emitida por el Ministerio de Transportes del gobierno de unidad, que tiene su sede en la capital del país, Trípoli.

Durante la jornada del jueves, las autoridades orientales libias ordenaron a un avión civil que se dirigía a la capital de Jordania, Amán, que aterrizara en el aeropuerto de Benina, situado en Benghazi.

En respuesta, el Ministerio de Comunicación de Trípoli tildó lo sucedido de "comportamiento irresponsable" y destacó que en el aparato iban 105 personas, antes de denunciar que la actuación de las autoridades orientales viola las normas internacionales sobre aviación civil.

El suceso tuvo lugar horas después de que el Ministerio de Transporte del este del país anunciara que todos los aviones que despegaran de Misrata y Mitiga, en la capital, tendrían que hacer parada en el de Benina por "motivos de seguridad".

Asimismo, resaltó que la decisión empezaría a ser aplicada a partir de este jueves en los vuelos que se dirigieran hacia Arabia Saudí, Egipto, Jordania y Sudán.

En Libia existen en estos momentos dos gobiernos paralelos, uno asentado en Trípoli y reconocido por la comunidad internacional y otro con base en el este del país, respaldado por países como Egipto y Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Las fuerzas de este último, encabezadas por el mariscal de campo Jalifa Haftar, lanzaron en abril una ofensiva contra Trípoli, si bien las líneas de frente llevan meses estabilizadas a varios kilómetros de la ciudad.

Haftar lanzó su ofensiva durante una visita al país del secretario general de la ONU, António Guterres, y diez días antes del inicio de una conferencia nacional que estaba en el centro del proceso de paz impulsado por el enviado especial del organismo internacional para Libia, Ghasán Salamé.

Desde entonces, el Consejo de Seguridad de la ONU no ha logrado acordar ningún comunicado o resolución sobre la campaña, que se ha saldado hasta ahora con cientos de civiles muertos y heridos y más de 120.000 desplazados.

Contador

Para leer más


Lo más leído