3 de julio de 2020
29 de mayo de 2020

El superávit del sector turístico en España se redujo hasta los 4.800 millones en el primer trimestre

La balanza por cuenta corriente marcó un déficit de 1.100 millones en marzo pero bajó un 30% en el trimestre

El superávit del sector turístico en España se redujo hasta los 4.800 millones en el primer trimestre
Vista general de la terminal 4 del Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez inusualmente vacío por las restricciones de viajes y movimiento por el coronavirus. - OSCAR J. BARROSO / EUROPA PRESS

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El superávit del sector turístico y de viajes, uno de los sectores más perjudicados por las limitaciones de movilidad derivadas del Covid, se redujo hasta los 4.800 millones, lo que supone 2.400 millones menos respecto a los 7.200 de los tres primeros meses del ejercicio pasado, según los datos publicados este viernes por el Banco de España.

En conjunto, la balanza por cuenta corriente, que mide los ingresos y pagos al exterior por intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias, registró un déficit de 1.400 millones de euros en el primer trimestre, lo que supone una reducción del 30% respecto a los 3.400 millones del mismo periodo del año anterior, a pesar de registrar un déficit de 1.100 millones de euros en marzo por el impacto de la crisis del Covid-19.

La evolución de la balanza por cuenta corriente en el primer trimestre del año se explica por el mayor superávit de la balanza de bienes y servicios y el menor déficit de las rentas primaria y secundaria, frente al menos superávit de la cuenta de capital.

En concreto, la balanza de bienes y servicios, en la que entra el sector de turismo y viajes, presentó un superávit de 2.100 millones de euros hasta marzo, 200 millones más que los 1.800 millones de euros registrados en el primer trimestre del año pasado.

Por su parte, la balanza de rentas primaria (rentas de trabajo, de la inversión, impuestos sobre producción y la importación y subvenciones) y secundaria (transferencias personales, impuestos corrientes, cotizaciones y prestaciones sociales, etc.) registró un déficit de 3.500 millones de euros, por debajo del déficit de 3.800 millones de euros del año pasado.

De su lado, el saldo de la cuenta de capital redujo su superávit en los tres primeros meses del año hasta los 700 millones, frente a los 800 millones de euros del ejercicio anterior.

Así, el saldo agregado de las cuentas corriente y de capital, que determina la capacidad o necesidad de financiación de la economía española, registró un déficit de 800 millones en el primer trimestre, inferior al de los 1.200 millones del año anterior.

NECESIDAD DE FINANCIACIÓN EN MARZO POR PRIMERA VEZ DESDE 2012

Solo en marzo, mes que recoge el impacto de la restricción de la movilidad y el confinamiento tras la declaración del estado de alarma el día 14 de ese mes, la balanza por cuenta corriente alcanzó un déficit de 1.100 millones de euros, frente al superávit de 1.100 millones del mismo periodo del año pasado..

Eso se debió al déficit de 300 millones de la balanza de bienes y servicios, frente al superávit de 1.500 millones de hace un año, ya que el turismo y viajes redujo su superávit de 3.000 millones a 800 millones, con una caída interanual del 63% de los ingresos, y el déficit de la renta primaria y secundaria se duplicó hasta los 800 millones.

La evolución del saldo de turismo ha llevado a que se registre necesidad de financiación en un mes de marzo por primera vez desde 2012, según ha explicado el Banco de España.

La cuenta de capital redujo su superávit a la mitad, pasando de 400 millones en el primer trimestre de 2019 a 200 millones este año, con lo que la cuenta corriente y de capital cerró con un saldo negativo de 800 millones, frente al positivo de 1.500 millones del año pasado.

LA SALIDA DE CAPITALES SE TRIPLICA EN MARZO

En los últimos doce meses, la capacidad de financiación de la economía española se situó en 29.400 millones de euros, superiores a los 26.000 acumulados hasta marzo de 2019.

Por otro lado, durante el primer trimestre del año España registró una salida de capitales de 3.900 millones de euros, frente a los 1.100 millones que entraron el año anterior. Solo en marzo llegaron a salir 26.300 millones, más del triple de la salida de capitales de 8.600 millones del mismo mes de 2019.

La salida o entrada de capitales es un saldo que resulta de tener en cuenta lo que los residentes españoles invierten fuera del país y lo que los extranjeros destinan a España en ese mismo periodo.

Para leer más