11 de diciembre de 2019
19 de noviembre de 2019

Las estaciones de esquí españolas han invertido más de 40 millones en una temporada que se prevé muy positiva

La pasada temporada se generaron 3.000 empleos directos

Las estaciones de esquí españolas han invertido más de 40 millones en una temporada que se prevé muy positiva
Esquí en Sierra Nevada - DIPUTACIÓN

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las estaciones de esquí españolas han invertido para esta temporada 2019-2020 más de 40 millones de euros, un 46,5% más que en la temporada anterior con el objetivo de superar los 5,67 millones de visitantes registrados en 2018-2019 que se cerró con un balance positivo a pesar de un inicio flojo debido a la ausencia de precipitaciones, que fue posteriormente remontado, registrándose incluso crecimientos en los ingresos medios por visitante.

La Asociación Turística de Estaciones de Esquí y de Montaña (Atudem) que aglutina a 35 estaciones de esquí españolas y una portuguesa, ha presentado este martes en Madrid la próxima temporada de invierno con la que confía en superar el año anterior, que fue el mejor de los últimos nueve años.

Pese a las condiciones adversas para la práctica del esquí en los primeros meses de la temporada pasada, la cifra de visitantes en las estaciones de esquí españolas se situó en 5,67 millones de esquiadores, con una media de 26.782 turistas diarios.

Este leve descenso del 2,9% consolida el esquí en España por encima de los 5,5 millones de aficionados por temporada, el segundo mejor dato desde 2011. Además Atudem destaca que es el segundo mejor registro de los últimos nueve años, en un nivel muy próximo a las cifras registradas antes del inicio de la crisis. En la temporada 2008-2009 se alcanzaron los 6,59 millones de esquiadores.

La inversión que se ha realizado para esta temporada de más de 40 millones de euros, ha estado destinada principalmente a remontes, máquinas pisapistas, nuevos edificios y servicios, así como a la producción de nieve. Todas las estaciones han realizado importantes inversiones. Así, por ejemplo, Sierra Nevada ha invertido más de 9 millones de euros que han ido destinados a cañones de nieve, nuevos recorridos, y mejoras en alquileres y restaurantes.

El esfuerzo continuo de las estaciones por diversificar su oferta de actividades ha conseguido atraer a una cifra muy significativa de no esquiadores, que representa el 6,8% de las visitas. En total, 386.689 no esquiadores visitaron las estaciones de Atudem, la mejor cifra registrada hasta el momento.

Las estaciones de esquí del sistema pireinaico concentraron el 61,2% del total de visitantes durante los 114 días de apertura de la pasada temporada. Con 3,4 millones de visitantes, las 17 estaciones de Atudem situadas en este sistema han sido elegidas por más de la mitad de los esquiadores.

El Sistema Penibético con dos estaciones de Atudem ha sido el segundo más visitado con 1,2 millones, seguido del sistema Cantábrico que ha atraído a 474.500 visitantes. Le siguen el Sistema Central con 352.240 y el Sistema Ibérico con 139.876 visitantes.

El mal inicio de la temporada también influyó en su cifra de negocios. Así la suma de las estaciones asociadas registró una facturación de 122,1 millones de euros, cifra un 3,24% inferior a la del ejercicio anterior. Pese a la corta temporada, el ingreso medio por visitante se situó en 22,79 euros, 1,21 euros más que la temporada anterior y el dato más elevado de la última década.

"Confiamos en una temporada muy positiva teniendo en cuenta que la meteorología ha acompañado este año y la mayoría de las estaciones están abriendo ya sus puertas con una calidad de nieve excepcional", explicó el presidente de Atudem, Jesús Ibáñez que auguró además un gran futuro para el sector teniendo en cuenta el gran interés despertado entre las nuevas generaciones.

Según datos de Atudem, el 28% de los visitantes de las pistas de esquí son menores de edad. Eso significa que más de 1,5 millones de las entradas en las estaciones corresponden a menores de 18 años lo que avala el futuro del sector. "Y es que cada vez son más las familias que optan por acudir a las estaciones de esquí para disfrutar de un día de ocio", explicó Ibáñez.

El esquí es un deporte en auge en España, de hecho es el segundo país de Europa que más crece en número de esquiadores después de Italia. Incluso en países típicamente esquiadores como Suiza el número de esquiadores está bajando.

POTENTE DINAMIZADOR ECONÓMICO.

El sector del esquí es además un potente dinamizador de las pequeñas economías locales. Durante la temporada 2018-2019 las estaciones emplearon a un total de 3.044 personas de forma directa.

Del número total de contratos en temporada, el 78,5% de los empleos fueron temporales (2.392) mientras que el 21,5% fueron fijos (652).

"Somos los principales luchadores contra la España vacía. Ayudamos a fijar gente en el territorio", explicó el presidente de Atudem quien también destacó la sostenibilidad medioambiental del sector que apuesta por la eficiencia energética y reducción de consumo, la protección de la flora y la fauna, así como una adecuada gestión de residuos.

RADIOGRAFÍA DEL ESQUIADOR.

Este año Atudem incorpora a su informe anual la radiografía del esquiador de España. Los datos dibujan un perfil con un ligero predominio masculino, con una edad comprendida entre los 35 y 45 años, procedente de un entorno urbano, que tiene un nivel intermedio y esquía con una frecuencia moderada.

Entre las motivaciones destacadas por los visitantes para elegir una estación de esquí la proximidad y facilidad de acceso es uno de los argumento más mencionados, pero se valoran otros factores como la oferta en un entorno familiar, la calidad de la nieve y la disponibilidad de diferentes niveles de dificultad en la misma estación.

Desde Atudem se confía en que las grandes inversiones previstas para esta temporada reviertan en accesibilidad, seguridad y mejor la calidad de la oferta para hacerla más atractiva a los visitantes y acercarse a las cifras de hace una década.

Contador

Lo más leído