21 de enero de 2021
4 de diciembre de 2020

Delta ofrece su capacidad de transporte para el envío de vacunas de la COVID-19 a todo el mundo

Delta ofrece su capacidad de transporte para el envío de vacunas de la COVID-19 a todo el mundo
Avión A321 de Delta - AIRBUS GROUP - ARCHIVO

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La aerolínea Delta ha asegurado que cuenta con la capacidad suficiente para transportar vacunas de la COVID-19, tras el éxito de los envíos realizados a principios de este año y además ha anunciado la puesta en marcha de un rastreo de contactos de viajeros para proteger a sus clientes ante la pandemia del coronavirus.

Con grandes almacenes e instalaciones de refrigeración en Atlanta, Detroit, Los Ángeles, Nueva York-JFK y Seattle y una red de 49 aeropuertos certificados en Pharma en todo el mundo, la aerolínea asegura que cuenta con el suficiente musculo para respaldar el envío de vacunas en casa y en todo el mundo.

Además de la sólida capacidad de envío nacional para dar apoyo a la distribución rápida dentro de Estados Unidos, la compañía dispone de una función de distribución global amplia y ágil en coordinación con Air France KLM Martinair Cargo y Virgin Atlantic Cargo, que permite un cumplimiento y garantía integral para los clientes de su extensa red.

Delta ha introducido numerosas mejoras en sus protocolos de entrega farmacéutica existentes para impulsar una distribución rápida y segura.

Asimismo la aerolínea cuenta con una amplia experiencia en el envío de vacunas, y fue la primera línea aérea de pasajeros de Estados Unidos en recibir la Certificación de Logística Farmacéutica del Centro de Excelencia para Validadores Independientes (CEIV, en inglés) de IATA en su sede de Atlanta.

Ya ofrece cuatro opciones de envío de productos farmacéuticos personalizados que cumplen con los requisitos específicos de temperatura para las vacunas, lo que garantiza la integridad a lo largo de todo el viaje.

IMPORTANCIA DEL RASTREO DE CONTACTOS.

Además la compañía ha anunciado el lanzamiento del primer rastreo de contactos de la industria para viajeros que vuelan a los Estados Unidos
Al compartir cinco sencillos datos de información, los clientes pueden ayudar al gobierno de Estados Unidos y a los trabajadores sanitarios a reducir los casos de exposición potencial y brindar a los viajeros información importante de salud pública.

La presentación de la información de contacto será un elemento obligatorio del programa de pruebas de COVID-19 de Delta que permitirá la entrada sin cuarentena a Italia a partir del 19 de diciembre

Delta se ha asociado con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) para mantener a los clientes internacionales informados de la posible exposición a la COVID-19 mediante el rastreo de contactos.

Junto con sus nueve aerolíneas asociadas globales, la compañía está trabajando con agencias gubernamentales, funcionarios de salud y autoridades del sector de la aviación para ofrecer un viaje más seguro en todas las etapas.

A partir del 15 de diciembre, Delta se convertirá en la primera línea aérea estadounidense en solicitar a los clientes que viajan a Estados Unidos desde el extranjero que proporcionen voluntariamente cinco datos para ayudar al rastreo de contactos y al seguimiento por parte de la salud pública,

En el marco del nuevo proceso, Delta está trabajando para agilizar los esfuerzos de rastreo de contactos mediante la transmisión directa y segura de los cinco datos solicitados a través de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de los Estados Unidos (CBP, en inglés). Esto dará acceso a los datos en tiempo real, disminuyendo drásticamente el tiempo que se tarda en notificar a los clientes afectados a través de los departamentos de salud locales.

Los datos son fundamentales para la visión del futuro de los viajes, y la compañía es consciente que es importante, a su vez, la confianza que depositen los clientes en Delta para proteger su identidad e información.

La semana pasada, Delta anunció su asociación con el Aeroporti de Roma y el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson de Atlanta para lanzar un programa de testeo transatlántico para la COVID-19, el primero de su clase, que permitirá la entrada sin cuarentena en Italia.

Para leer más