5 de abril de 2020
11 de abril de 2019

El nuevo calendario para el 'Brexit' anima la cotización de las aerolíneas

El nuevo calendario para el 'Brexit' anima la cotización de las aerolíneas
DAVID RAMOS/GETTY - ARCHIVO

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El nuevo calendario impuesto por sus socios en la Unión Europea para retrasar el 'Brexit' hasta el 31 de octubre, una prórroga cuatro meses más extensa que lo deseado por Londres y sujeta a una serie de condiciones, ha animado la cotización de las principales aerolíneas europeos, uno de los sectores más expuestos.

En el Ibex 35, el grupo aéreo IAG, fruto de la fusión de Iberia y la británica British Airways, ha liderado las subidas del selectivo con un repunte del 5,86% tras la nueva prórroga que arrojaba incertidumbre sobre el sector aéreo, uno de los más afectados.

De su lado, easyJet ha despegado un 8,38% en la Bolsa de Londres; Norwegian se ha revalorizado un 4,56% en la Bolsa de Oslo, mientras que Ryanair y Wizz Air también han registrado subidas del 5,7% y del 3,2%, respectivamente, así como Air France-KLM, que ha aumentado su cotización en un 3,11%.

Esta jornada positiva para las aerolíneas rompe con un periodo de bajadas que acumula un 20% de pérdidas en el último año. La nueva fecha para el 'Brexit' no elimina los problemas para estas compañías, pero sí alarga el plazo para poder tomar decisiones y, al menos, operar con normalidad durante la temporada alta de verano.

A partir del 12 de abril, echaba a andar el periodo de seis meses que la UE había acordado dar a las aerolíneas para convencer a Bruselas de que tras el 'Brexit' seguirán cumpliendo las exigencias comunitarias que permiten operar rutas entre destinos de la Unión Europea --que su control efectivo recaiga sobre un Estado miembro o sus nacionales y que la propiedad del 50% más una de las acciones sea también europea--.

'BREXIT DURO' O 'BREXIT BLANDO'

La nueva situación plantea dos escenarios: un 'Brexit' blando, en el que Reino Unido continuaría dentro la unión aduanera europea, por lo que no podría negociar acuerdos unilaterales con terceros, mientras que si mantuviera la libre circulación de personas de dentro de la UE tendría que seguir aportando fondos; o una salida sin acuerdo, que generaría una mayor volatilidad e incertidumbre, debido a que se tendrían que negociar nuevos acuerdos sobre todo en materia de circulación de personas y mercancías.

En este segundo escenario, podría darse el caso de que los ciudadanos británicos necesitaran de visados para viajar a España, o que los que residen aquí pasaran a estar de manera irregular.

Según Joaquín Robles, analista de XTB, el mayor inconveniente de este nuevo aplazamiento son las elecciones al Parlamento europeo, que tendrán lugar en mayo.

Reino Unido ha declarado que se compromete a participar en las elecciones lo que da un respiro al sector turístico, siendo el mercado británico el principal emisor de turistas hacia España. En el caso de que cambie de idea, se vería obligada a salir de la Unión Europea sin acuerdo el próximo 1 de junio, antes del verano.

OTRA VEZ EN LA CASILLA DE SALIDA.

"La situación del Brexit continua totalmente estancada, después de establecer una nueva prórroga para que el Parlamento británico acepte el actual acuerdo con la Unión Europea", apunta este analista

Desde hace dos años se ha experimentado una ligera reducción de británicos a la espera de la resolución final del 'Brexit', lo que afectaría al mercado inmobiliario local y al turismo de zona, apunta este analista.

En el peor de los escenarios, con un 'Brexit' sin acuerdo, el flujo constante de mercancías y el sector inmobiliario también se podría ver perjudicado en España, ya que los británicos tienen un peso "muy importante" tanto en el turismo hotelero, como en la compra de propiedades en zonas costeras.

En España hay unos 300.000 británicos registrados, de los cuales 115.000 están en edad de jubilación. Muchos de ellos viven en España con la pensión de su país de origen, siendo Andalucía, la Comunidad Valenciana, Baleares y Canarias, con una especial concentración en Alicante y Málaga, donde más población británica se concentra.

Para leer más