27 de febrero de 2021
25 de junio de 2014

Vueling afirma que seguirá creciendo en Bilbao con un proyecto "a largo plazo"

Vueling afirma que seguirá creciendo en Bilbao con un proyecto "a largo plazo"
EUROPA PRESS

Todavía no se plantea operar la ruta con Madrid

BILBAO, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Vueling, Álex Cruz, ha afirmado que la compañía prevé seguir creciendo en el aeropuerto de Loiu con un proyecto "a largo plazo", y no "para entrar y salir". Según ha manifestado, en el futuro habrá nuevos destinos, pero, por el momento, Vueling no se plantea operar la ruta entre la capital vizcaína y Madrid.

Cruz ha realizado estas manifestaciones en Bilbao, donde ha participado en un almuerzo-coloquio organizado por la Asociación de Directivos y Profesionales de Euskadi, Adype, hasta ahora Club Financiero de Bilbao.

El presidente de Vueling ha sido presentado por el presidente de Adype, Juan José Muguruza, quien ha explicado los cambios y la nueva etapa de la asociación y también ha tomado la palabra en el acto el alcalde de Bilbao, Ibon Areso.

En su breve intervención, Areso ha destacado el esfuerzo de la capital vizcaína por internacionalizarse y dinamizar su economía, temas en los que las comunicaciones son "un asunto fundamental".

En este sentido, ha aprovechado para solicitar a Vueling y al resto de compañías que "echen un mano" en los vuelos domésticos, porque es el área en la que aeropuerto "está más flojo". "Están ganando mucho dinero con esa especie de monopolio de demanda y de poca oferta que se está dando", ha añadido.

Tras estas intervenciones, ha tomado la palabra el presidente de Vueling que ha destacado las claves de "éxito" de la compañía, fundada hace diez años y que se fusionó en 2009 con Clickair, ejercicio a partir del cual empezaron a ser rentables.

Según ha recordado, en la actualidad cuentan con 90 aviones, 268 rutas, 20 bases y 123 destinos, con una previsión de cerrar el año con 22 millones de pasajeros. El 61% de su negocio se genera "fuera" y, precisamente, la compañía ya cuenta con una base en Roma y aspiran a convertirse el próximo año en la segunda línea aérea en Italia.

Cruz confía en que Vueling siga creciendo "de manera rentable", aunque ha reconocido que no cree que se puedan mantener en el tiempo crecimientos del 30% como el previsto para este año.

PAÍS VASCO

En el País Vasco, Vueling opera desde el aeropuerto de Bilbao, donde mantiene su liderazgo con una cuota de mercado del 37%. En el aeropuerto de Loiu, donde ha llegado a los seis millones de pasajeros, ofrece 22 destinos directos y conexión con 130 destinos a través del enlace con Barcelona. De hecho el 20% de los pasajeros de Bilbao se va a otros destinos mediante esta conexión con la ciudad condal.

Cruz ha manifestado que quieren seguir creciendo en el aeropuerto de Loiu y ha indicado que contarán con más destinos, aunque no ha querido adelantar fechas.

Sin embargo, ha manifestado que, de momento, no van a volar a Madrid desde Loiu y ha señalado que el reto de hacer rentable la ruta entre Bilbao y la capital de España es "muy difícil", teniendo en cuenta que fuera de los "periodos pico", se "pierde dinero".

El responsable de Vueling, que ha indicado que crecen en un avión en Bilbao cada 18 meses, ha afirmado que el mercado les "acompaña" y a los bilbaínos "les gusta tener acceso a Vueling". "Vamos a buscar la manera de meter más destinos y más frecuencias", ha indicado.

Cruz ha señalado que ese crecimiento en Loiu, donde tiene tres aviones basados de forma permanente, viene favorecido porque es el aeropuerto mas fuerte de los tres existentes en el País Vasco y se ha convertido en el "polo que atrae demanda".

El responsable de Vueling ha señalado que "lo bueno" de Bilbao es que "siempre crece, nunca decrece" y cuenta con un mercado local que sigue "desarrollándose" y tiene una población que quiere descubrir nuevos lugares y que cada año va a destinos como Canarias, Menorca o Palma.

Por ello, ve una perspectiva de crecimiento, pero no un 30% anual porque hay "muchos competidores". No obstante, ha asegurado que siempre van a estar presentes en Bilbao y la aspiración de Vueling es que se le considere una compañía "bilbaína". "Que se reconozca a Vueling como un socio de Bilbao", ha añadido.

Cruz ha afirmado que es un proyecto "de largo plazo", en el que ya han "construido" la primera fase y en los próximo años "seguiremos construyendo". En este sentido, ha indicado que la compañía ha realizado una apuesta "a largo plazo" y no "para entrar y salir como han hecho otros". Ha deseado que la compañía crezca en el aeródromo bilbaíno a un ritmo del 2 ó 3% anual, en los próximos diez años.

En su intervención, también ha analizado el modelo de Vueling, que trata de combinar la oferta de billetes baratos con unos productos y servicios "más vinculados a las compañías tradicionales que a las low cost". Ello se logra, según ha explicado, trabajando por tener una estructura de costes "muy baja" y ha destacado la importancia que tiene en su estructura la innovación y una cultura que se caracteriza por la "sensatez y la rebeldía".

CATALUÑA

En el coloquio, preguntado por el proceso soberanista de Cataluña y por como reaccionaría Vueling ante una eventual independencia, teniendo en cuenta que su base está instalada en Barcelona, ha señalado que la compañía persigue la demanda y que, mientras la ciudad condal siga creciendo, "seguirán metiendo aviones sin parar". Ha añadido que, si hay factores políticos o socioeconómicos que afecten a la demanda, Vueling se adaptará.

Por otra parte, ante la seguridad de algunas compañías low cost como Ryanair, ha manifestado que toda línea aérea europea tiene unos mecanismos de control e incentivos para que no haya ninguna "desviación de seguridad".

Por último, ha hecho una mención a la huelga de los controladores franceses y, tras reconocer estar "cabreado", ha asegurado que trabajan "poco y cobran mucho".

Para leer más