1 de diciembre de 2020
29 de octubre de 2020

Aena tilda de "ilógica" una reducción de tarifas, que perjudicaría a unos resultados "ya muy dañados"

Aena tilda de "ilógica" una reducción de tarifas, que perjudicaría a unos resultados "ya muy dañados"
Junta de accionistas telemática de AENA 2020 - EUROPA PRESS

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente y consejero delegado de Aena, Maurici Lucena, ha asegurado en la junta general ordinaria de accionistas celebrada este jueves en Madrid que la reducción o supresión "indiscriminada" de tarifas aeroportuarias, "como reclaman insistentemente algunas compañías aéreas y agentes turísticos", es "ilógica", y perjudicaría de forma importante a los intereses de los accionistas de la compañía, afectando a unas cuentas "ya de por sí muy dañadas" por la pandemia del coronavirus.

"Aena obtiene ingresos única y exclusivamente tanto de su actividad comercial relacionada con el transporte regulado como de la actividad comercial e inmobiliaria. Por tanto, la reclamada reducción de tarifas "no sólo es ilógica desde el punto de vista económico sino que tendría unos efectos muy perjudiciales sobre los resultados de la compañía, ya muy dañados por el coronavirus".

El directivo aseguró que sus accionistas públicos y privados "merecen la misma consideración que los de otras empresas" y por ello, reconociendo la función esencial que tienen en el buen funcionamiento de el transporte aéreo, el turismo y la economía, ha dejado claro que también tienen que velar por el interés empresarial de la compañía.

"Aena tiene las tarifas más competitivas, más bajas de todos los competidores de nuestro entorno y de las más bajas del mundo", indicó, recalcando que además los pasajeros disfrutan de unos aeropuertos "con una calidad muy notable y unos servicios excelentes".

En la junta de accionistas, que este año se realizó de forma telemática, el directivo aseguró que este año se producirá la paradoja de enlazar un año récord en términos de actividad y beneficio para la compañía con otro que va a cerrarse con un deterioro significativo de la actividad que, "con seguridad, terminaremos en números rojos".

Las previsiones de los principales organismos aeronáuticos internacionales estiman que la recuperación del tráfico aéreo a nivel mundial aún tardará en llegar, por lo que desde Aena se muestran "muy cautos" en las previsiones futuras para los próximos años, sobre todo teniendo en cuenta que en los últimos meses se ha registrado una segunda ola de la enfermedad en todo el mundo.

El directivo explicó que la tendencia a la recuperación que observaban en verano ahora se ha frenado y que han detectado una "crisis de demanda", por lo que en estos momentos sería muy difícil realizar una estimación concreta de cuando se recuperaría la actividad.

"Aena no quiere realizar previsiones concretas, porque ello introduciría más ruido que certezas dada la alta incertidumbre e inestabilidad sobre el corto plazo", aseguró Lucena en su exposición, reiterando que en estos momentos la recuperación completa del tráfico aéreo es un objetivo "muy complicado, por no decir imposible", aunque insistió en la resiliencia del sector.

Durante su discurso ante los accionistas, Lucena se refirió a la incidencia de la pandemia en el transporte aéreo y en los aeropuertos que gestiona Aena, las medidas operativas y económicas adoptadas por la compañía, así como el importante papel que ha jugado la empresa como garante de los vuelos de carácter esencial durante este periodo.

Lucena explicó que los "excelentes" resultados registrados en 2019, con récords tanto económicos como de actividad, han permitido a la compañía afrontar con mayor fortaleza y estabilidad este año que se presenta con una gran incertidumbre por la emergencia sanitaria mundial producida por la Covid-19.

Respecto a las medidas implantadas para el control de pasajeros extranjeros, desde Aena se insiste en que éstas siguen las directrices de la Comisión Europea y la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), además de haber sido coordinadas por los estados miembros y las asociaciones internacionales de aeropuertos (ACI) y aerolíneas (IATA).

"Los aeropuertos de la red de Aena en España han cumplido, cumplen y cumplirán en todo momento con las medidas sanitarias que se aprueben tanto en el ámbito europeo como nacional para hacer frente a la crisis sanitaria de la Covid-19", justificó el directivo rechazando controversias mediáticas y políticas "verdaderamente lamentables".

MEDIDAS DE APOYO ECONÓMICO.

Aena asegura que ha adoptado medidas específicas de apoyo económico de carácter excepcional tanto con clientes como proveedores y en este punto recordó la aprobación de un incentivo extraordinario de recuperación operativa para este invierno.

A este se suman aplazamiento de tarifas de estacionamiento de aeronaves, exención de tarifas de tránsito y aterrizaje para aeronaves que transportan material sanitario o descuentos en alquileres de los espacios con mayor impacto por el descenso de actividad, entre otros.

Lucena también recordó que Aena ha llevado a cabo una valoración de sus activos y que se han contabilizado deterioros circunscritos a las concesiones de Murcia, Brasil y Colombia por valor de 123 millones de euros que les llevará a un proceso de renegociación de las actuales condiciones contractuales.

Tras los resultados de los nueve primeros meses del año dados a conocer ayer, con unas pérdidas de 107 millones de euros derivados del impacto de la crisis del Covid y las restricciones a la movilidad, el gestor aeroportuario asegura que se mostrarán "vigilantes" y confía en que se pueda recuperar el ritmo de crecimiento a medio y largo plazo.

Además, Aena asegura que está preparada para absorber los impactos negativos que se puedan producir asociados al nuevo estatus aduanero derivado de la salida del Reino Unido de la Unión Europea y que mantendrá las inversiones previstas en el actual marco regulatorio para este año y para el próximo "con cierta reprogramación".

Respecto a las inversiones en las ampliaciones de los aeropuertos de Adolfo Suárez Madrid-Barajas o Josep Tarradellas Barcelona-El Prat Lucena reiteró la necesidad de las mismas "porque el tráfico volverá y cuando lo haga será con más fuerza que en el año 2019".

ACUERDOS DE LA JUNTA.

Durante la junta, que contó con el 87,178% del capital social presente o representados, se aprobó también no distribuir el dividendo previsto de 7,58 euros brutos por acción a cargo de los beneficios del 2019 y destinar el resultado a reservas voluntarias. "Otra cosa hubiera sido una temeridad en los tiempos tan convulsos como vivimos", explicó el directivo justificando la decisión para proteger la solvencia y liquidez de la compañía.

En este punto apostó por seguir avanzando en líneas como la sostenibilidad medioambiental, la innovación y a digitalización. Como muestra de ello indicó se ha incluido en el orden del día para su aprobación el Plan de Acción Climática de Aena en 2021 y los informes actualizados de Acción Climática a partir de 2022.

La junta ratificó además la reelección como consejero de Amancio López y de Jaime Terceiro, además del nombramiento de Irene Cano y de Javier Marín, con la categoría de consejero ejecutivo.

Para leer más