24 de febrero de 2020
22 de enero de 2020

Más de 30.400 niños utilizaron en 2019 las ludotecas infantiles del Aeropuerto de Barajas

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un total de 30.466 niños, a lo largo de 2019, han utilizado las ludotecas infantiles del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, registrando la mayor demanda en verano, con 4.519 niños atendidos en el mes de agosto, y 3.662 en julio.

Según ha informado Aena en un comunicado, el tercer mes con mayor afluencia fue diciembre, con un total de 3.324 niños. Del total de los 30.466 niños que pasaron por las instalaciones el pasado año, 17.023 (55,9%) utilizaron la ludoteca ubicada en la terminal T4 y el resto, 13.443 (44,1%), acudieron a la situada en la T2.

Ambas instalaciones son de libre acceso con sólo mostrar la tarjeta de embarque y están abiertas todos los días del año, incluidos festivos, de 8 a 20 horas.

Las ludotecas tienen un diseño "diáfano y funcional" en el que prima la seguridad, aunque sin renunciar a todos los elementos necesarios para prestar la mejor atención: toboganes, parque de bolas, biblioteca, audiovisuales o juegos en la parte lúdica, pero también cocina con tronas, bañeras para bebés, sala de descanso con cunas, sala de lactancia, aseos adaptados para niños, así como cambiadores con incluso material de higiene (pañales, toallitas y jabón).

Zonas de juego, sillitas para bebés y filtros de seguridad específicos Además de las citadas guarderías, el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid- Barajas cuenta con numerosos servicios dirigidos a familias y personas que viajan con niños, para que su paso por el aeropuerto sea lo más cómodo posible.

Así, la instalación ofrece 18 zonas infantiles multijuego repartidas por sus terminales, pasos especiales en los filtros de seguridad y sillitas de paseo gratuitas que pueden cogerse de los dispensadores situados en las diferentes zonas de embarque de las terminales.

Los accesos específicos para familias con carritos de bebé están localizados en los principales filtros de seguridad del Aeropuerto (terminales T1, T2 y T4) y permiten pasar los trámites de seguridad y acceder a las zonas de embarque de una forma más ágil, sencilla y cómoda.

Estos controles especiales, que están señalizados, disponen de un pasillo más amplio para que, entre otras cosas, el paso de los carritos de bebé sea "más rápido".