26 de enero de 2020
  • Viernes, 24 de Enero
  • Miércoles, 22 de Enero
  • Martes, 21 de Enero
  • Lunes, 20 de Enero
  • Domingo, 19 de Enero
  • Viernes, 17 de Enero
  • 26 de febrero de 2018

    David Beriain se adentra en las redes de turismo sexual y en el corredor de la muerte en DMAX

    David Beriain se adentra en las redes de turismo sexual y en el corredor de la muerte en DMAX
    DMAX

    MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

    DMAX apuesta por el reportaje en profundidad y concretamente por David Beriain, con dos nuevas entregas de su periodismo inmersivo. La primera de ellas, Latinos en el corredor de la muerte llegará el próximo 5 de marzo, mientras que el 26 de marzo se estrenará El mercado de la inocencia.

    Latinos en el corredor de la muerte contará la historia de Juan Balderas, que fue condenado a muerte en 2014 tras ser identificado por un testigo entre una serie de fotografías algo tendenciosa a pesar de que muchos expertos estuvieron de acuerdo en que fue condenado injustamente en un proceso lleno de irregularidades por asesinato a un miembro de su pandilla.

    También el espectador conocerá a Yancy, la mujer de Juan que ha decidido estudiar Derecho para defender a sus marido y a las personas que, sin recursos, se enfrentan a la pena de muerte en Texas.

    Actualmente Yancy trabaja con el abogado Gregory Gardner, uno de los abogados que más ejecuciones ha frenado en el estado de Texas. Además, colabora con dos asociaciones en contra la pena de muerte: Texas Coalition to Abolish the Death Penalty y Texas Death Penalty Abolition Movement.

    La situación de los latinos es especialmente vulnerable en estos casos, haciendo que la mala praxis judicial sea algo común, por motivos como el idioma, la fácil confusión de los testigos oculares, los prejuicios raciales y el propio estatus de inmigrante.

    La otra propuesta periodística es El mercado de la inocencia, que llegará una semana después a la cadena. El espectador conocerá de la mano del periodista David Beriain cómo en las últimas dos décadas, Medellín ha evolucionado desde el narcotráfico y la violencia extrema a una próspera ciudad cosmopolita.

    Sin embargo, el lado oscuro de la afluencia de turistas ha sido un boom para el turismo sexual que ha convertido la vida de muchos menores en una auténtica pesadilla.