25 de noviembre de 2020
1 de abril de 2007

Astarloa dice que le produce "asco" la "chulería" de Batasuna frente a la "debilidad" de Zapatero

Cargando el vídeo...

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario ejecutivo de Libertades Públicas, Seguridad y Justicia del PP, Ignacio Astarloa, aseguró hoy que ayer en Barakaldo (Vizcaya) se vio a Batasuna "chulear" frente a la "debilidad" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en un acto público que supuso "la mayor exhibición de chulería, poderío e impunidad que se pueda imaginar".

Durante su intervención en el acto de Nuevas Generaciones del PP 'Jóvenes por la libertad', subrayó que ayer se vio el "máximo pulso" de ETA al Estado, "sin respuesta", al tiempo que destacó que "se están riendo a carcajadas de las instituciones, de la ley y del Estado de Derecho". Así, reclamó "a los que no han impedido que se haga este acto que por lo menos tengan la decencia de defender al Estado y de deducir las consecuencias jurídicas de que haya producido la burla al Gobierno y a los jueces".

En este sentido, señaló que Batasuna "ha desobedecido al juez", y éste ahora "está obligado a tomar las medidas para corregirlo". Según dijo, ayer en Barakaldo se vio a Batasuna, "con todos sus símbolos, presentando a sus candidatos a las elecciones y presentado el programa político de siempre", por lo que preguntó "qué más quiere el Gobierno para evitar que se siga produciendo esta burla".

"Ayer vimos a Batasuna chulear, frente a la debilidad de Zapatero, y decir una cosa que a cualquier demócrata le produce el máximo asco, como es afirmar que están consiguiendo poner en crisis al Estado español, y que, ante esto, la única solución que le queda al Gobierno es aceptar el chantaje y los objetivos de la organización terrorista", expuso.

Asimismo, expresó su convencimiento de que el PSOE "se reúne con Batasuna" y criticó que el Gobierno haya "convertido a Batasuna en interlocutor político". Denunció que PSOE y Batasuna han estado "trabajando juntos" para hacer un preacuerdo para constituir una mesa de partidos en la que hacer una "negociación política para el final del terrorismo", y aseguró que desde Moncloa "se sigue trabajando para intentar salvaguardar el proceso".

Además, avanzó que el Gobierno cuenta con el PP "sólo" para dos cosas: ver que ETA abandona definitivamente las armas y renuncia a su actividad armada, y para ver que "ni una sola" lista de Batasuna llega a las elecciones y a las instituciones. Alertó de que si Zapatero "no trabaja para eso", tendrá "absolutamente enfrente" a los 'populares', que "jamás" aceptarán que se "rompa" la Ley de Partidos, "ni que Batasuna vuelva a las instituciones, ni que Zapatero concluya su negociación política para el pago de objetivos políticos mientras ETA mantiene las pistolas en la mano".

Astarloa aseguró que el momento actual es de "máxima alarma, de gran confusión y de gran incertidumbre", con una ETA "rearmada, reconstruida y dispuesta a actuar en cuanto lo estime oportuno". Aprovechó, además, para transmitir la "máxima felicitación" a la Guardia Civil por su reciente "gran operación", y añadió que "ojalá la culmine en toda su intensidad, deteniendo a esas personas que aún quedarían por detener".

Destacó que los terroristas están trabajando "para poner coches bomba y bombas lapa", y subrayó que "tienen objetivos" contra los que podrían atentar. Esto le llevó a afirmar que ETA "no ha estado nunca en tregua", ni ha tenido "nunca en este periodo la voluntad de pasar con los brazos en alto por la Castellana, como decía el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba". Por el contrario, calificó de "falsa" la intención de ETA de declarar una tregua.

A su juicio, Zapatero "se equivoca manteniendo una expectativa de negociación con aquellos que siguen con la pistola en la mano", por lo que le reclamó que vaya "a por ellos sin condescendencia", usando "toda la capacidad del Estado de Derecho para ello, y dejando de negociar". Según dijo, el único camino que tiene la lucha antiterrorista es que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad "detengan a los criminales y los metan a todos en la cárcel".

"Ojalá lo que ha ocurrido este fin de semana con la operación de la Guardia Civil significase que Zapatero va a cambiar el proceso de negociación con ETA, pero el problema es que nos tememos que no, porque al mismo tiempo que se está produciendo la desarticulación del 'comando Donosti', estamos viendo en los medios de comunicación la mayor exhibición de chulería, poderío e impunidad que se pueda imaginar, con Batasuna haciendo un macro acto electoral en Barakaldo", argumentó.

A este respecto, agregó que es "absolutamente insoportable" que el Gobierno permita una "exhibición de impunidad, de poderío y de chulería como la que ayer se produjo en Bilbao", y alertó de que Batasuna está "lanzada" a presentarse a las elecciones, "sin que las instituciones muevan un dedo para evitar que haga un acto como el de ayer". En su opinión, ayer se permitió el "máximo engaño".

Asimismo, indicó que "los hechos dicen que se negocia mientras hay violencia y que se sigue la máxima permisividad no haciendo nada" para evitar que se vulnere la Ley de Partidos y Batasuna se presente a las elecciones. Calificó a Abertzale Sozialisten Batasuna (ASB) de "señuelo", recalcó que "no basta con cambiarse de nombre para pasar de ser ilegal a ser legal" y pidió al Gobierno que "deje de engañar a la gente y llame a las cosas por su nombre, porque allí donde están Otegi y Batasuna, está Batasuna-ETA, se llame como se llame".

En este punto, exigió al Gobierno que "actúe ya en todos los frentes" contra Batasuna, "utilice el nombre, los símbolos y las candidaturas que utilice", así como "contra todas y cada una de las vías" que la organización puede utilizar para presentarse a las elecciones, ilegalizando a PCTV y ASB, así como a "cada una de las plataformas que se están constituyendo pueblo a pueblo para presentar agrupaciones electorales".

Exigió también al Gobierno que "acabe ya con la división" entre PP y PSOE, que vuelva al Pacto Antiterrorista y que defienda la Ley de Partidos, porque con actos como el de ayer "se ataca al corazón de esta norma y se la envía al basurero de la historia". "Si Batasuna presenta cualquier lista a las elecciones, la Ley de Partidos estará muerta, y eso será responsabilidad de Zapatero, que no está haciendo nada para evitarlo", añadió.

Finalmente, avisó de que si Batasuna vuelve a las instituciones, recibirá de los impuestos de los españoles 1.000 millones de euros para que ETA "siga con sus bombas y con sus tiros", al tiempo que se estaría permitiendo que desde las instituciones "se subvencione el terror y se multiplique su capacidad".

Más vídeos