19 de julio de 2008

Cruz Roja promociona su consejos contra el calor en lugares de ocio y tiempo libre de la Comunidad de Madrid

Cargando el vídeo...

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

Con motivo de la campaña 'Este verano quiérete mucho', los voluntarios de la Cruz Roja de la Comunidad de Madrid informarán a los madrileños que estén disfrutando de sus vacaciones sobre los peligros que pueden ocasionar al cuerpo humano las altas temperaturas de la época estival en lugares de ocio y en estaciones de viajeros.

En declaraciones a Europa Press Televisión, la coordinadora del programa de la promoción de la Salud de la Cruz Roja de la Comunidad de Madrid, Amparo Gómez, explicó que el objetivo de esta campaña es conseguir que la sociedad no "baje la guardia" en el periodo de sus vacaciones ya que se pueden evitar los incidentes "muy fácilmente".

Por ello, la Cruz Roja comenzó su labor de prevención a los ciudadanos en la Estación Sur de Autobuses de Madrid donde, con la colaboración de cinco voluntarios, se repartieron folletos informativos en los que se daban consejos para la seguridad bajo el sol, para la seguridad de la piel o pautas de actuación en accidentes de playas y piscinas.

A los madrileños que este verano vayan tomar el sol en la playa, Gómez recomendó "mucha precaución y disfrutarlo tranquilamente", evitando permanecer durante "muchas horas seguidas" bajo el sol, especialmente las "horas centrales del día, entre las dos y las cuatro de la tarde porque son las más peligrosas, y siempre utilizando cremas protectoras adecuadas".

Frente a la creencia de que una vez que se ha adquirido un tono moreno de piel ya no es necesario usar cremas protectoras, Gómez sostuvo que "nunca hay que bajar del grado 10 o 15 de protección solar por muy morena que esté la piel" y aconsejó ponérsela "antes de salir de casa ya que necesita un suficiente tiempo de absorción".

Del mismo modo, la coordinadora de Cruz Roja de la Comunidad de Madrid recordó que el menú de los días de verano ha de cambiar respecto al del resto del año y, por ello, insistió en que hay que beber "muchísimo líquido" y comer alimentos ligeros como la ensalada, el gazpacho o la fruta que, además, "recompone mucho líquido".

Por otro lado, uno de los ancianos que se encontraban en la madrileña estación de autobuses y recibió la información de los voluntarios apuntó que no acostumbra a refrescarse con agua sino con "cerveza" y matizó que en su pueblo se defiende mejor que en Madrid contra el calor.

Otra anciana que esperaba a que llegase la hora de salida de su autobús contó que cuando está en su casa lucha contra el calor "con un abanico y sin ropa" o metiéndose en la bañera. Sin embargo, apuntó que no suele darse muchos baños porque no les "da dinero ni para el agua".

Por último, otra persona de la tercera edad explicó junto a su familia que los días calurosos acostumbra a salir a pasear a las "seis de la mañana cuando los jóvenes vuelven de las fiestas".

Más vídeos