16 de noviembre de 2019
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • 15 de julio de 2008

    DGT recurre al uso de un casco budista "portador de paz", que apela a la concentración, para disminuir accidentes

    Cargando el vídeo...

    MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Dirección General de Tráfico (DGT) recurrió hoy al uso de un casco "portador de paz" para motociclistas, "preparado" en el Laboratorio de los Monjes Budistas del Garraf, que apela a la concentración, para disminuir los accidentes en las carreteras.

    En el marco de la presentación del dispositivo de seguridad junto al 'Manual de conducción de motocicletas', que entre otras cosas recomienda la concentración antes de subir a este vehículo, el director de la DGT, Pere Navarro, explicó que se necesita "un poco de ayuda de la filosofía oriental para el manejo de la moto".

    En ese contexto, hace algunos meses, los monjes decidieron estudiar en su laboratorio las cifras de motociclistas muertos en carretera. "Constatamos que con simples cambios de actitud y una mayor atención a las actividades diarias, cada una de nuestras acciones deja de ser algo mecánico para convertirse en experiencias trascendentes", afirmó el Lama Jamyang Tashi Dorje Rinpoché.

    Una empresa comercializará el casco y el manual desde la próxima semana. Ambos fueron avalados por profesionales del motor como los corredores Pablo Nieto, Efren Vázquez y Rusell Gómez. Asimismo, la presidente de la Asociación de Prevención de Accidentes de Tráfico, María Eugenia Domenech se mostró "agradecida" por la iniciativa.

    Según explicaron los budistas, se trata de un casco del mismo material que cualquier otro, sólo que lleva los colores que representan a esta religión: rojo y azafrán, además de una mantra o símbolo "portador de paz". El Lama, sin embargo, aclaró que los monjes budistas no venden cascos, sino que les dotan "de un valor añadido".

    Más vídeos