10 de abril de 2008

Drástico recorte del FMI a las previsiones de crecimiento del Gobierno y el Banco de España

Cargando el vídeo...

WASHINGTON/MADRID, 10 Abr. (OTR/PRESS) -

Ajeno a la confianza sobre el futuro inmediato de la economía española expuesto por Rodríguez Zapatero en el debate de Investidura, el Fondo Monetario Internacional no se ha andado con contemplaciones y avisa de un brusco recorte en sus previsiones de crecimiento para España este mismo año, que se ampliarán a 2009 y sólo podrán ceder un año después. El organismo con sede en Washington ha recortado en seis décimas su previsión inicial y ahora fija en un 1,8 por ciento el crecimiento de la economía española en 2008. Se trata de una estimación "excesivamente pesimista", indican desde el Ministerio de Economía.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha recortado sus previsiones de crecimiento para España hasta el 1,8% en 2008, lo que supone seis décimas menos que en su estimación anterior, y pronostica un crecimiento del 1,7% en 2009, ocho décimas menor. La previsión para 2008 es muy inferior a la estimación que actualmente baraja el Gobierno, del 3,1%, y además, el Fondo pronostica más problemas para la economía al prever que la inflación media se disparará hasta el 4% en 2008, para posteriormente moderarse al 3% en 2009.

El Fondo prevé además un aumento en la tasa de paro de España, hasta alcanzar el 9,5% en 2008 --1,2 puntos más que en 2007 (8,3%)--, y el 10,4% en 2009, 2,1 puntos más. La institución considera además que España forma parte del grupo de países, entre los que también se incluye Reino Unido y algunas economías emergentes, que están más expuestos al ciclo de desaceleración por ser más vulnerables a "sostenidas correcciones" en el sector inmobiliario. Por otra parte, el fondo prevé un descenso en el superávit estructural de España, lo que podría incidir en la eurozona, cuyo déficit fiscal se verá perjudicado además por los saldos negativos de Alemania e Italia.

El subdirector del FMI, Charles Collins afirmó ayer en una rueda de prensa que la economía española experimentará un "crecimiento débil" en 2008 y 2009 para registrar un fortalecimiento en 2010 de acuerdo con la tendencia marcada por la recuperación de EEUU. Por otro lado, el economista jefe del FMI Simon Johnson subrayó que España "cuenta con la capacidad para adoptar medidas fiscales" y mostró su acuerdo con las decisiones adoptadas por el Gobierno español en este sentido, que consideró como "algo apropiado".

Asimismo, Collins, admitió que la corrección del mercado de la vivienda afectará al resto de la economía durante algún tiempo y subrayó la necesidad de un ajuste en los precios de la vivienda. No obstante, el experto no se mostró especialmente preocupado por la situación de la banca española.

Por su lado, el Ministerio de Economía y Hacienda respondió al FMI que tiene una visión "excesivamente pesimista" sobre la economía española. Fuentes del departamento que dirige Pedro no comparten este análisis del organismo internacional aunque, no obstante, indicaron que aún siendo pesimista, pronostica un crecimiento para España que sigue siendo superior al de los principales países del entorno.

Más vídeos