26 de mayo de 2020
2 de abril de 2008

El Euríbor subió en marzo porque la tensión interbancaria no se redujo con una bajada de tipos, según Renta 4

Cargando el vídeo...

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS TELEVISIÓN) -

El nuevo repunte del Euríbor en el mes de marzo, en el que se situó en el 4,59 por ciento tras dos meses consecutivos de caídas, es resultado del "tensionamiento que se vive en el sector interbancario", aquejado de una "falta de confianza" entre las entidades bancarias a la hora de prestarse dinero, y de las expectativas no satisfechas de rebaja en los tipos de interés que se apuntaron tras las bajadas en Estados Unidos, según explicó el analista de Renta 4, Carlos Torre.

En declaraciones a Europa Press Televisión, indicó que este nuevo repunte es consecuencia de la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de mantener los tipos de interés en el 4 por ciento cuando se esperaba una bajada, en la línea de la postura adoptada por la Reserva Federal de Estados Unidos. "La esperanza se disipó", dijo, y con ello, la tendencia a la baja que el Euríbor había mantenido a comienzo del año.

Puesto que, por el momento, la postura del BCE parece firme respecto a los tipos, puesto que su principal preocupación es el control de la inflación, el panorama, al menos "en el corto plazo, seguirá tensionado". Esto, para Torre, no hace descartables nuevas subidas.

No obstante, apuntó la posibilidad de que "si las noticias siguen siendo malas" en el ámbito económico en los países de la zona euro, los responsables de este ámbito a nivel europeo se planteen una "reconsideración de la situación y de su postura actual".

Mientras tanto, las economías domésticas, especialmente aquellas cuya principal fuente de endeudamiento la constituye el pago de la hipoteca, verán recortada su renta disponible.

Sin embargo, las familias no serán las únicas que tendrán que afrontar una situación difícil en los próximos meses. Numerosas compañías del sector inmobiliario o relacionado con él han comenzado a buscar la refinanciación de su deuda o han entrado en procesos concursales para superar la crisis abierta en el sector por la caída de ventas y precios.

Según Torre, las peor preparadas para superar el bache serán aquellas inmobiliarias "más orientadas a la promoción y al suelo, mientras que las que se metan en el negocio patrimonial, alquileres principalmente", estarán menos expuestas.

La situación que viven ahora las empresas del sector residencial, que se han quedado con una gran bolsa de viviendas sin vender y están muy endeudadas, podría empeorar dada la tendencia actual del mercado de la demanda de demorar sus compras a la espera de mayores caídas de precios. "Es la pescadilla que se muerde la cola, y será peor para las inmobiliarias porque no van a poder pagar sus deudas", añadió.

La recomendación de Renta 4 a los inversores para reducir el impacto de la crisis en sus carteras de valores es la de apostar por valores de empresas grandes, "que siempre dan más confianza que las 'small caps'" y que estén poco endeudadas. Y si se decide por comprar algunas acciones en el sector en crisis, "cogerlas con pinzas".

Más vídeos