26 de enero de 2020
  • Sábado, 25 de Enero
  • 4 de junio de 2008

    Ibarretxe elude revelar si habrá consulta aunque el TC la prohíba

    Cargando el vídeo...

    BILBAO, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El lehendakari, Juan José Ibarretxe, eludió hoy responder a si habrá consulta pese a que el Tribunal Constitucional la prohíba y cree "normal" la postura del PNV al afirmar que acatará la resolución del TC y no habrá urnas, si así lo decide el alto Tribunal. Además, aseguró que PNV y su presidente, Urkullu, al igual que EA y EB, "están absolutamente de acuerdo" con él en que "el rechazo más contundente" a ETA "es decir que la violencia desaparezca".

    En una entrevista concedida a radio Euskadi, recogida por Europa Press, Ibarretxe afirmó que "la decisión" del PNV al afirmar que, si el Tribunal Constitucional prohíbe la consulta, la resolución se acatará y ésta no se celebrará, "es normal".

    "El PNV tiene más de más cien años y lleva más de cien años cumpliendo las leyes y la legalidad, a diferencia de lo que hacen otros partidos políticos porque yo veo todos los días al PP y al PSOE de cumplir las leyes, cumplen las leyes cuando les viene en gana. Y, la verdad, es que el PNV, si algo ha demostrado a lo largo de su historia es que es un partido serio que cumple con la legalidad", apuntó.

    No obstante, dijo que "ya veremos lo que pasa en el futuro en relación con la Ley de Consulta. "Me parece una falta de respeto, en todo caso, hablar de posibles recursos ante un Tribunal Constitucional de algo que todavía no se sabe qué es lo que va a ser", afirmó.

    En este caso, emplazó a no hacer "como el Gobierno español, que antes de conocer el texto ya dijo que lo iba a llevar al TC". "Hombre, primero, es metafísicamente imposible recurrir algo que no se conoce", dijo, en referencia al anuncio de la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega.

    Por ello, se dirigió a ella para pedirle "un poco de respeto, 'espere, esté tranquila, tenga serenidad y espere a que se presente el texto'". "Y, en estos momentos, creo que el debate en el Parlamento vasco merece un respeto. No sabemos lo que va a salir del Parlamento vasco, igual no sale nada y no hay nada que recurrir al Tribunal Constitucional", manifestó.

    Preguntado, de nuevo, si no cierra el Ejecutivo vasco la puerta a celebrar la consulta, a pesar de la prohibición, dijo que lo que está haciendo, en estos momentos, "es dar paso a paso". "Si en esta vida subes las escaleras de dos en dos, corres el peligro de trastabillarse y caerte", indicó.

    En esta línea, dijo que, "cuando se apruebe la Ley en el Parlamento vasco, ya hablaremos después de lo que viene". "Ya veremos. Primero hay que aprobar la Ley en el Parlamento y yo juzgo, de verdad, muy difícil que los parlamentarios de EHAK, del PP o del PSE-EE que niegan dar la palabra a aquellas personas que les han elegido", manifestó.

    A su juicio, no hay "ningún argumento, de verdad, en términos serios desde un punto de vista jurídico" para plantear un recurso contra la Ley para la Consulta, sino que observa "muchos argumentos, muchos exabruptos, muchos insultos y descalificaciones hacia la propuesta", hacia él y hacia su Gobierno. "Pero no he visto ni un solo argumento serio, desde un punto de visto de vista jurídico, que avale un recurso, ni ante el TC ni ante ningún tribunal", aseveró.

    Preguntado por si es cierto que en algún momento se pensó en establecer un preámbulo de rechazo explícito a ETA en la papeletas de la consulta, tal como ayer afirmó el presidemte del EBB del PNV, Ibarretxe no lo confirmó y aseguró que "la pregunta primera es muy nítida y es el mismo compromiso ético que se refleja en el Pacto de Ajuria Enea y en la moción aprobada en el Congreso de los Diputados".

    "Es exactamente en los mismos términos. Por lo tanto, el compromiso ético es absolutamente limpio y que, además, y en eso estamos absolutamente de acuerdo, no sólo el PNV y el presidente del PNV, sino también EA, EB y sus presidentes, es que el rechazo más contundente y más firme de ETA y la violencia es decir que la violencia debe desaparecer de una vez y para siempre", manifestó.

    A su entender, ésta "es la mejor garantía, la más limpia". "Y es curioso que haya quienes critican la formulación que se hace en esta pregunta cuando éste es el compromiso ético que se ratificó en el Congreso en España para permitir la negociación de Zapatero con ETA. ¿Qué pasa, que lo que sirve en el Congreso y lo que servía en el pacto de Ajuria Enea, en este caso, formulado por el lehendakari, incorpora no sé qué tipo de maldades", señaló.

    Asimismo, rechazó responder al líder del PSE-EE, Patxi López, que le acusó de "haber deslegitimado al presidente del PNV, Iñigo Urkullu, con la formulación de esas preguntas". "Yo no quiero entrar en ese tipo de descalificaciones. Aquí en política hay que entrar claro. Yo me siento plenamente respaldado, de la mano, con el PNV, con EA y con EB y les agradezco enormemente su disposición", añadió.

    En esta línea, subrayó que "le apena del señor López, del Gobierno socialista y del presidente español que le estén otorgando el valor político a ETA, además del valor militar". En su opinión, Zapatero le está diciendo a la banda que "con las instituciones vascas y con el lehendakari jamás negociará sobre el derecho a decidir del pueblo vasco y, sin embargo, está dispuesto a negociarlo y firmarlo con ellos". "Esa es una legitimación política muy peligrosa", dijo.

    Sobre EHAK, señaló que "dirá lo que tenga que decir ante el Parlamento vasco". "No estoy, para nada, en absoluto, preocupado por la posición que puede tener EHAK, ni por la que va a tener el PSE-EE ni el PP", agregó.

    Además, se mostró convencido de que "muchísimos socialistas en este país, con toda seguridad, están leyendo las dos preguntas, muy simples, muy sencillas y que estarán preguntándose por qué su partido está diciendo que no se realice esa consulta". "Yo tengo constancia de mucha gente de buen corazón, que es socialista o que es popular, y que no entienden por qué sus partidos están diciendo que no se haga esa consulta porque ellos quieren contestar esas preguntas", dijo.

    Juan José Ibarretxe, que aseguró que no adelantará elecciones, llamó a "no dramatizar con esto porque se trata de decidir si pedimos opinión o no a la ciudadanía y que esto no debe usurparse con ningun tipo de dramatismo". Por ello, replicó a aquellos que le reprochan todos los días que "a dónde va, que la gente no le va a seguir, va a fracasar", en alusión al PP, PSE-EE y EHAK, que él no tiene "ningún problema".

    "Si realmente la sociedad no apoya y me traslada que no está detrás de estas dos simples preguntas que he hecho. No pasa nada, el lehendakari se irá a su casa, y seguirá la vida, las instituciones y todo en este país", apuntó.

    Además, lamentó que haya "mucho ruido y mucha confusión" respecto a su consulta y señaló que "ahy un debate político, en general, en muchas ocasiones, muy desnaturalizado".

    Asimismo, calificó de "perfectamente democrática y esclarecedora" la postura planteada por Ezker Batua-Berdeak de realizar un referéndum entre sus bases para marcar la postura de sus parlamentarios de cara al pleno del 27 de junio. A su juicio, es "magnífico" la pretensión de EB de consultar a sus bases para tener a esta referencia, y precisó que el apoyo de este partido, de EA y del PNV a su iniciativa es "nítido".

    Más vídeos