14 de marzo de 2008

Los líderes europeos aprobarán hoy formalmente la Unión por el Mediterráneo de Sarkozy y Merkel

Cargando el vídeo...

BRUSELAS, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete aprobarán hoy formalmente el proyecto de Unión por el Mediterráneo acordado por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y por la canciller alemana, Angela Merkel, y pedirán a la Comisión que presente propuestas concretas para ponerla en marcha en una cumbre que se celebrará en París el próximo 13 de julio entre los Estados miembros de la UE y los países de la ribera sur del Mediterráneo.

Tras el respaldo recibido en la cena de anoche por sus homólogos europeos, Merkel y Sarkozy han logrado que la Unión por el Mediterráneo se incluya en las conclusiones de la cumbre de primavera de la UE que se cierra hoy, aunque en un principio no estaba previsto.

"El Consejo Europeo ha aprobado el principio de la Unión por el Mediterráneo, que incluirá a los Estados miembros de la UE y a los Estados ribereños del Mediterráneo no pertenecientes a la UE, y que constituirá una mejora del Proceso de Barcelona", señala el borrador de conclusiones.

Los jefes de Estado y de Gobierno invitarán a la Comisión "a que presente al Consejo las propuestas necesarias para definir sus modalidades con miras a la Cumbre que se celebrará en París el 13 de julio de 2002".

De este modo, se reconduce el proyecto inicial de Unión Mediterránea que propuso Sarkozy, que sólo contemplaba la participación de los Estados miembros con costa mediterránea. Merkel rechazó esta idea al considerar que dividiría a Europa y llegó a un pacto con el presidente francés para modificar el proyecto con el objetivo de incluir a todos los países de la UE e introducirlo en las instituciones comunitarias como prolongación del Proceso de Barcelona.

El Proceso de Barcelona se lanzó en 1995, bajo presidencia española de la UE, y su objetivo es mantener un marco de diálogo y cooperación entre los Estados miembro países de la UE y a 10 países del norte de África y Oriente Próximo --Argelia, Marruecos, Egipto, Israel, Jordania, Líbano, Autoridad Palestina, Siria, Túnez y Turquía--, aunque hasta ahora no ha dado grandes resultados.

El secretario de Estado de Asuntos Europeos, Alberto Navarro, dijo anoche que España apoya este proyecto de Unión por el Mediterráneo porque en él "siguen vigentes" los "principios básicos" del Proceso de Barcelona, que fue impulsado por España.

"Los principios básicos del Proceso de Barcelona siguen vigentes", aseguró Navarro, quien destacó entre estas bases la asociación "entre iguales", es decir, la imposibilidad de que los países del norte, "menos aún sólo dos Estados miembros", puedan tomar las decisiones "en nombre de todos".

Por eso advirtió de la necesidad de que Europa no lance el mensaje de que este proyecto "está ya cerrado" porque hay que "hablarlo en pie de igualdad" con los vecinos del sur, dado que el "espíritu de Barcelona" ha sido "siempre el de la copropiedad de todos los socios de este proceso".

Más vídeos