4 de abril de 2008

Una mujer maltratada lamenta que su ex sea absuelto tras amenazarlas a ella y su hija con quemarlas dentro de casa

Cargando el vídeo...

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Después de siete años separada por presuntos "malos tratos", Encarna denunció a su ex marido porque amenazó de muerte a su hija, a ella y a su actual pareja al decir que les "iba a echar un bote de gasolina para quemar la casa con los tres dentro" o matarles con una escopeta. Ahora, aunque su hija "no quiere ir con su padre", una sentencia ha anulado la orden de alejamiento y la suspensión del régimen de visitas.

Encarna decidió poner una denuncia al ver que "incluso las amenazas se extendían ya a la niña". Aunque un auto de un juicio rápido del Juzgado de Violencia sobre la Mujer nº1 de Getafe emitió una orden de alejamiento y suspensión del régimen de visitas, una sentencia absolvía recientemente al acusado del delito de amenazas en el ámbito familiar.

"Parece ser que el que vaya a quemar la casa con los tres dentro y que nos vaya a matar con una escopeta no es peligroso", protestó apesadumbrada Encarna en declaraciones a Europa Press Televisión, mientras mostraba una sentencia que piensa recurrir porque "no ven que haya ningún peligro". "Nos dicen que mentimos, incluido la niña", añadió.

Antes de estas últimas amenazas, Encarna hacía caso omiso de "insultos y amenazas" por su hija, que desde hace 4 años se niega a cumplir el régimen de visitas. "A partir de ahí vienen los problemas y como no la quieren escuchar, antes porque era pequeña, pero ahora que es grande y la criatura se decide a hablar, encima le dicen que es mentira" lo que declara, lamentó la madre.

"Cuando -la niña- vio ayer la sentencia, la pobre no hace más que decir que cómo va a volver con su padre, que se espera cualquier cosa de él", aseguró. "Él no es nada cariñoso con ella, al contrario, ella no quiere ir con su padre, va porque tiene que ir", reiteró resignada.

Después de doce años de matrimonio y siete de separación, Encarna se sigue preguntando cuándo su ex marido le "va a dejar tranquila", ahora que "hace daño a la niña" para que le llegue a ella. "No sé lo que quiere porque si el tiene pareja y yo tengo pareja, utiliza a la niña", afirmó.

Definió a su ex marido como una persona "muy narcisista", que ha ejercido como culturista y portero de discoteca, lo que le llevó a caer en supuestos maltratos psicológicos cuando Encarna empezó a "coger kilitos".

Además, según ella, "el detonante" de la separación fueron los maltratos físicos delante de la niña. "En el comedor, en una discusión, me cogió del cuello delante de la niña que se quedó muy asustada y mi hija no tiene porque ver esto", sentenció.

Asimismo, se une un problema más. La casa donde ahora vive Encarna con su actual pareja también es propiedad de su ex marido, que tiene "la obsesión" de echarla. Ha decidido vender la casa a pesar de que su hija es menor y no estar obligada, pero no puede con el "problema inmobiliario" aunque ha puesto anuncios en agencias e Internet. "La pensión sí la paga, pero cuando surgen gastos no me los paga", aclaró.

Después de 20 años, tras el matrimonio y la separación, Encarna mostró sus dudas en cuanto a que "algún día se acabe la pesadilla". "Él ya me dijo hace tiempo que algún día acabará conmigo y que no importa el tiempo que pase" porque, tal y como le recordó Encarna, "de la cárcel se sale, pero del hoyo no".

Más vídeos