17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 31 de enero de 2008

    Solbes valora negativamente el dato del IPC pero considera que se exagera cuando se habla de crisis

    Cargando el vídeo...

    MADRID, 31 Ene. (EUROPA PRESS TELEVISIÓN) -

    El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, valoró hoy de forma negativa el último dato del Indice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) que se situó en el 4,4 por ciento en el mes de enero, pero reconoció que "no es un una sorpresa" y que las previsiones del Ejecutivo apuntaban a que esta cifra se mantuviera hasta el mes de marzo dado el comportamiento del mercado del petróleo y de las materias primas.

    En este sentido, Solbes señaló que el dato será más importante si Europa "se mantiene en la misma línea" y explicó que se trata de una consecuencia de la subida de los precios de los productos importados.

    Respecto al dato hecho público ayer sobre el crecimiento de la economía española en el último trimestre, el titular de Economía aseguró que este dato demuestra que "se está exagerando mucho al hablar de recesión o de crisis cuando se tienen crecimientos del 3,5%".

    En esta línea, Solbes indicó que este dato muestra que "está mejorando mucho la calidad del crecimiento porque hay menos consumo, más inversión y menos aportación del sector exterior". Para el ministro de Economía, este cambio es fruto del trabajo realizado por el Gobierno en los cuatro últimos años, aunque comprendió que se hable de que el consumo privado o la construcción de viviendas desciende.

    "Es lo que hemos intentado desde hace mucho tiempo: no que no tengamos construcción en vivienda ni consumo privado sino que aumente la inversión en otro tipo de actividades y que aumente la exportación", señaló. Para el titular de economía, este cambio es señal de que se está dando paso a "la economía con mayor valor añadido, que es la fórmula fundamental de aumentar el crecimiento del país si no se crean más empleos".

    Preguntado por la situación en Estados Unidos, Solbes valoró negativamente el último dato de crecimiento de la economía estadounidense, el 0,6% en el cuarto trimestre, y reconoció que "pone de relieve el riesgo de recesión" de este país. "Soy de los que creen que si Estados Unidos no va bien, eso no es bueno para Europa, y si Europa no va bien, eso no es bueno para España, por lo que hay que cooperar para que el resto de países del mundo vayan mejor", comentó.

    Sobre la relación entre la inflación en España y los tipos de interés en Europa, Solbes explicó que "España, para lo bueno y para lo malo, es un poco marginal en la toma de decisiones del Banco Central Europeo". Así, Solbes señaló que la máxima autoridad económica de la Unión Europea tomas sus decisiones en función a lo que ocurre en los países de mayor relevancia en términos económicos, entre los que citó a Alemania, Francia, Italia y el Benelux.

    "La mala situación de esos países nos ha permitido tener unos tipos de interés mucho mas bajos de lo que hubiéramos tenido si se hubiera tenido una política monetaria más adaptada a nuestras circunstancias", añadió. En este sentido, aclaró que lo que ocurre ahora es que "estamos sufriendo la dirección contraria", algo que calificó como "normal".

    Respecto a cuál será el comportamiento de los tipos de interés en Europa, Solbes no se atrevió a hacer un pronóstico, aunque señaló que su sensación es que "la tendencia será hacia la estabilidad". El ministro de Economía reconoció que el Banco Central Europeo se encuentra, por un lado, con el alza de los precios en Europa y, por otro, con la bajada de tipos en otros países. En este sentido, señaló que el descenso de los tipos en otras economías podría suponer "una posible presión sobre el tipo de cambio, que a su vez tiene efectos restrictivos sobre la política monetaria".

    En referencia a las últimas críticas que el PSOE ha recibido por su propuesta de devolver 400 euros a todos los trabajadores y pensionistas si gana las elecciones, Solbes aseguró que el Partido Popular habla de medida electoralista cuando ellos mismos han propuesto dar 1.000 euros a cada mujer trabajadora. "No acabo de ver la diferencia de por qué una es electoralista y la otra no", añadió.

    En esta línea, aseguró que la medida no se lleva a cabo en este momento porque "precisamente lo que estamos haciendo es un anuncio programático, algo que haremos si ganamos porque es nuestro compromiso". Asimismo, Solbes indicó que la medida no es una copia de la iniciativa que ya antes había propuesto CiU. "Lo que propusieron fue una deflactación de la tarifa de cinco puntos en base a que la inflación había subido, pero no bajaban los impuestos", aseguró.

    El ministro de Economía explicó que el Gobierno pretende mantener la presión fiscal "tal y como está" porque existen unos compromisos de política social y de solidaridad "que hay que respetar". Así, Solbes criticó que las medidas del PP supongan una reducción importante en el nivel de ingresos del Estado, por lo que "tendrán que decir de dónde van a recortar el gasto".

    "Si se aplican las rebajas del IRPF que ellos plantean, sólo para los que ganen menos de 16.000 euros, esa rebaja costaría 25.000 millones de euros; si a eso se añade el tema de las mujeres trabajadoras, estaríamos en los más de 30.000 millones", explicó. El titular de Economía indicó que esa cantidad equivale a la mitad del presupuesto de todos los ministerios y puntualizó que la diferencia entre ambas propuestas está en que "el PSOE quiere llevar a cabo las mismas políticas devolviendo a los ciudadanos algo más de dinero y el PP quiere rebajar los impuestos y rebajar los recursos que tienen los ministerios".

    Más vídeos