15 de julio de 2008

Testigos de la muerte de un niño ahogado en Cunit reconocen que no había ningún adulto con él

Cargando el vídeo...

CUNIT (TARRAGONA), 15 Jul. (EUROPA PRESS TELEVISIÓN) -

Algunos de los bañistas de Cunit (Tarragona) ayer por la tarde vieron como un niño de seis años era rescatado del agua sin vida reconocieron que ningún adulto estaba a su cuidado y vigilancia. El menor, de seis años, murió presuntamente ahogado poco antes de las 12.40 horas en uno de los espigones de la playa.

"No estaba ni su padre ni su madre", relató Maria Arias a Europa Press Televisión. Esta mujer recordó cómo sacaron al niño del agua "ya muerto", después de que otro niño alertase de la ausencia del pequeño. "Sólo dos chicas de catorce años les acompañaban", según explicó Maria.

Ella pudo verlo en el agua "con un pantalón azul y boca abajo" frente a uno de los siete espigones de la playa de Cunit. Los vigilantes de la Cruz Roja fueron los primeros en acudir hasta el lugar, y aunque los intentos de reanimación duraron "casi una hora", según Juan, otro testigo, sobre las dos de la tarde se procedió a levantar el cadáver.

Éste, además, matizó que la zona de los espigones es "muy peligrosa" para los bañistas cuando el mar está revuelto, y sobre todo en el día de hoy porque en la playa ondeaba la bandera amarilla. Aun así, este hombre consideró que la desgracia se precipitó por un "descuido terrible".

Por otra parte, Miguel Vigo, un residente del municipio tarraconense, exigió a las autoridades pertinentes la instalación de "una barrera fija y bien alta" a fin de evitar que las personas se acerquen al espigón. Este hombre reconoció haber ayudado a "muchos niños y adultos" en situaciones de "verdadero apuro" en esa zona, ya que se crean corrientes muy fuertes "que arrastran a cualquiera".

Más vídeos