25 de mayo de 2020
17 de agosto de 2009

Sector agrícola y ganadero recibe más de 2,3 millones en ayudas agroambientales de la campaña 2008

HUELVA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

El sector agrícola y ganadero de la provincia de Huelva ha recibido hasta la fecha más de 2,38 millones de euros en concepto de ayudas agroambientales correspondientes a la campaña 2008, las cuales, donadas por la Junta de Andalucía e incluidas en el Programa de Desarrollo Rural de Andalucía (PDRA 2007-2013), están destinadas a incentivar a los agricultores y ganaderos comprometidos con el medio ambiente y con el mantenimiento y cuidado del patrimonio natural andaluz.

Según explicó la Junta en una nota, la Consejería de Agricultura y Pesca ha resuelto ya más de 530 expedientes de la pasada campaña, de los cuales la mayor parte corresponden a actuaciones en sistemas adehesados y el mayor importe de estas cuantías se ha destinado a la ganadería ecológica. El resto de los expedientes han sido ayudas para la producción integrada de algodón, olivar en pendiente, girasol en secano, apicultura ecológica y mantenimiento de razas autóctonas en peligro de extinción.

Los beneficiarios de las ayudas tienen la obligación de cumplir, al menos durante cinco años, su compromiso de desarrollar modelos productivos sostenibles desde el punto de vista medioambiental.

Estas subvenciones, cofinanciadas a través del Fondo Europeo Agrícola y de Desarrollo Rural (Feader), suponen un importante incentivo a la transformación de los sistemas productivos hacia formas ecológicamente más compatibles con el cuidado del medio ambiente.

Todas estas ayudas se gestionan a través de la Dirección General de Fondos Agrarios de la Consejería de Agricultura y Pesca, que es la administración española que tramita un mayor número de expedientes de subvenciones procedentes de fondos europeos para agricultores y ganaderos.

Los programas agroambientales, que se están aplicando en Andalucía desde 1995, ofrecen un conjunto de medidas compatibles con el mantenimiento de la rentabilidad de las explotaciones agrarias y, a su vez, comprometidas con el cuidado de nuestro patrimonio genético y ambiental.