5 de diciembre de 2020
24 de abril de 2006

Almería.- Peña (PSOE) asegura que la primera orden de paralización del Ayuntamiento de Roquetas "estaba suspendida"

ROQUETAS DE MAR (ALMERIA), 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El senador y secretario general del PSOE de Roquetas de Mar (Almería), Juan Miguel Peña, aseguró hoy que la primera orden del Ayuntamiento de parar la obra de la casa que se está construyendo en el municipio "estaba suspendida por silencio administrativo", ya que el Consistorio no respondió a las alegaciones que presentó el 7 de diciembre de 2005 "en las que expusimos que la obra se estaba realizando conforme al proyecto y que, en el caso de que se detectaran deficiencias, se subsanarían".

En un comunicado remitido a Europa Press, Peña explicó que desde que presentó las alegaciones "no hemos obtenido respuesta" y añadió que, incluso, el pasado 20 de abril se dirigió al Ayuntamiento "para exponerle que, no habiendo respuesta a nuestras alegaciones, la Ley 30/1992 de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común establece que, transcurrido el plazo de 30 días legalmente previsto para contestar, se entiende que la orden del Ayuntamiento de parar la obra estaba suspendida, por silencio administrativo".

Reiteró, así que, pese a que sus primeras alegaciones se registraron en diciembre de 2005, hasta la fecha, cuatro meses después, "no ha habido respuesta alguna del Consistorio".

El responsable socialista sostiene, por tanto, que el proyecto de obras "está en tiempo y forma" y que "es totalmente legal", además de que la licencia urbanística, concedida en 2003 y recibida en marzo de 2004, está en vigor.

"MODIFICACIONES INSUSTANCIALES"

Además, recordó que el proyecto de esta obra, que fue aprobado por el Ayuntamiento de Roquetas, "es el que se ha seguido para levantar el edificio". Aunque admitió que se ha producido un cambio "en la situación de las ventanas", agregó que "se trata de modificaciones insustanciales al proyecto, que no afectan ni a la estructura, ni a la ocupación".

Así, detalló que "consiste en cambiar unos centímetros el lugar de los ventanales", lo que ha realizado "contando siempre con el visto bueno del arquitecto encargado de la obra".

En cuanto a la superficie, Peña aseveró que el edificio "respeta el retranqueo" y que el espacio creado "es el mismo que el presentado en el proyecto: un espacio de 30 metros cuadrados, que va como parte de la casa y que ha sido utilizado como almacén para guardar herramientas durante la obra".

Para el secretario general del PSOE en Roquetas, "el Ayuntamiento de Roquetas parece querer buscar, hasta el último milímetro", y puso como ejemplo el hecho de que "las dos columnas de entrada a la vivienda se encuentran a 2,90 metros de la vía pública, cuando lo exigido son tres metros", es decir, "apenas diez centímetros de diferencia".

En ese sentido, manifestó que "seguro que hay casos más flagrantes en toda Roquetas de Mar, que el de estos diez centímetros", al tiempo que destacó que "desde el principio hemos velado por la legalidad".

En definitiva, el dirigente del PSOE dijo que "la legalidad nos ampara y es el equipo de Gobierno de Roquetas de Mar el que debe dar explicaciones" sobre "cómo dice haber realizado una inspección municipal sin permiso ni constancia de la propiedad". Es decir, "de qué forma ha podido extraer unas conclusiones sin haber pisado la obra", se preguntó.

Juan Miguel Peña concluyó que el alcalde y presidente del PP almeriense, Gabriel Amat, debería aclarar "dónde lleva el rigor urbanístico" en el sentido de que "si es válido sólo para algunos y no para otros y si la razón es el interés particular del señor Amat de atacar, con su particular persecución, al rival político".

(EUROPA PRESS)