20 de agosto de 2019
28 de junio de 2008

Almería.-Tribunales.-Condenado a casi ocho años por intentar violar a punta de tijera a una mujer mientras dormía

ALMERÍA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Almería ha condenado a siete años y nueve meses de prisión a Hassan N., un hombre de 39 años que en 2006 entró de madrugada en una vivienda del extrarradio de la capital e intentó violar a su moradora, a la que amenazó con unas tijeras aunque no consiguió consumar la penetración.

La sentencia de la Sección Primera, a la que tuvo acceso Europa Press, considera a este ciudadano argelino autor de un delito de allanamiento de morada y otro de agresión sexual en grado de tentativa pero rebaja en dos años y cuatro meses la calificación del Ministerio Fiscal.

Hassan N., en prisión provisional, entró en el domicilio de su compatriota, en paradero desconocido desde que prestase declaración durante la instrucción de la causa, a las 06.30 horas del día 7 de diciembre de 2006, usando una llave de la casa cuyo origen no se ha podido esclarecer ya que no se la dio la víctima.

Aprovechando que la mujer dormía y el aislamiento de la vivienda, ubicada en una cortijada conocida como Rambla Lechuga, le mostró de forma "intimidatoria" unas tijeras, que, posteriormente, clavó en la almohada al tiempo que la asía del cuello profiriendo amenazas de muerte.

La víctima pudo, sin embargo, zafarse en un primer momento de su agresor, que no logró consumar la penetración ya que ella cerró "con fuerza" las piernas una vez este había conseguido quitarles los pantalones del pijama.

El fallo considera "incuestionable" que Hassan H. fue el autor del intento de violación, agravado en su tipo penal por el uso de un instrumento "peligroso", a la vista de la declaración preconstituida de H.I. y la testifical del agente del Cuerpo Nacional de Policía que realizó la inspección ocular de la vivienda, donde se halló ropa de cama con restos de semen y la almohada con el corte de las tijeras.

El posterior análisis de las muestras y el informe pericial señalaban al ADN del condenado, que, según quedó probado, llegó a eyacular sobre la mujer, a la que deberá indemnizar además con 12.000 euros por daño moral.