17 de agosto de 2019
28 de junio de 2008

Almería.-Tribunales.- Impugnan el recurso del alcalde de Carboneras al pago de 1.240 euros a un funcionario por injurias

CARBONERAS (ALMERÍA), 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Antonio Belmonte, funcionario municipal de Carboneras (Almería) y militante de IULV-CA, ha presentado impugnación contra el recurso interpuesto por el alcalde del municipio, Cristóbal Fernández (PSOE), contra la sentencia del Juzgado de Instrucción número 2 de Vera (Almería) que condenó al primer edil por una falta de injurias a pagar 1.240 euros a Belmonte que, en 1999, denunció al regidor por coacciones al intentar obligarle a votar por correo a su partido.

Así lo reveló a Europa Press Belmonte, quien precisó que formuló la impugnación ante la Audiencia Provincial de Almería, órgano ante el que Fernández apeló el pago de una multa de 20 días a razón de 12 euros diarios y una indemnización de 1.000 euros a Belmonte impuesto por la juez Rocío Sánchez el pasado mes de abril.

En la sentencia, la jueza estimó como prueba el artículo publicado en un diario de difusión provincial en el que Fernández, tras una de las sesiones del juicio celebrado a principios de 2005 en la Audiencia Provincial contra él y su hermana, Rosario Fernández, por el supuesto delito electoral denunciado por el trabajador municipal, se refirió a Belmonte como un "enfermo" y un "drogadicto" carente de credibilidad.

Durante la vista oral celebrada en Vera el pasado mes de abril el letrado de Belmonte exigió una indemnización de 3.000 euros por injurias y que el primer edil "se retractara" de sus palabras, mientras que Fernández negó haber proferido estos descalificativos contra él. Antonio Belmonte asegura, sin embargo, que el primer edil hizo estas afirmaciones como "castigo" a que él dijera "la verdad" en el juicio celebrado en la Audiencia Provincial.

Tras conocer la condena a pagar 1.240 euros al denunciante, Fernández, recurrió el fallo del juzgado de Vera al entender que la juez no tuvo en cuenta las "pruebas contundentes" aportadas por la letrada de la defensa y sí estimó, sin embargo, la nota de prensa que fue impugnada en el juicio por su abogada.

El primer edil carbonero criticó que IULV-CA ejerce una política "de permanente acoso y derribo político" contra él, para lo que "utiliza" a Belmonte, que fue candidato por la formación en las pasadas elecciones municipales y lo que, a su juicio, ha llevado a IU en Carboneras a pasar de ser "un partido con representación municipal a lo largo de toda la historia de la democracia" a carecer de representación y no contar con un solo concejal en el Ayuntamiento.

CONDENA POR DELITO ELECTORAL.

A raíz de la denuncia formulada por Belmonte en 1999, la Audiencia Provincial de Almería, con fecha de 1 de febrero de 2005, condenó a Cristóbal Fernández y a su hermana como autores de un delito electoral a una pena a cada uno de ellos de inhabilitación especial para cargo público relacionado con la administración local por tiempo de seis meses.

Los hechos probados que recoge la sentencia, que fue ratificada en mayo de 2006 por el Tribunal Supremo (TS), establecen que semanas antes al 13 de junio de 1999, día en que se celebraron elecciones municipales, el alcalde y su hermana se dirigieron en tres ocasiones al conserje de un centro educativo dependiente del Ayuntamiento para pedirle que le votaran a cambio de mantenerle el cargo y subirle el sueldo.

En noviembre de 2006, Fernández renunció a la Alcaldía para cumplir la condena de seis meses de inhabilitación, aunque pocos días después, el 1 de diciembre, el Consejo de Ministros le concedió el indulto de la pena de inhabilitación para cargo público a condición de no cometer delito doloso en el plazo de dos años desde la publicación, el 20 de diciembre de 2006, del indulto en el BOE. En mayo de 2007, tras concurrir de nuevo como candidato por el PSOE, Fernández ganó las elecciones locales con mayoría absoluta.