19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 19 de mayo de 2014

    Arranca este lunes el jurado popular contra acusado de matar a su inquilino porque dejó de pagarle

    ALMERÍA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

    La Audiencia de Almería acoge este lunes el arranque de la vista con tribunal de jurado contra el hombre de 36 años acusado de asesinar en 2012 en el barrio de El Alquián a su inquilino, quien, al parecer, dejó de pagarle el dinero del alquiler y se negaba a abandonar la vivienda.

    La vista oral, en la que J.L.M.M. se enfrenta a penas que suman 26 años y seis meses de prisión, está previsto que se prolongue durante cinco sesiones mientras que el objeto del veredicto se entregará a los miembros del jurado el día 26 de mayo.

    El Ministerio Público considera que J.L.M.M. "decidió acabar con la vida" de F.P.D. debido a la "animadversión" que sentía hacía él y señala que el día en que cometió supuestamente el crimen escribió una carta en la que "anunciaba" que iba "a destruir a sus enemigos y después a terminar con su propia existencia".

    J.L.M.M. está procesado como presunto autor de un delito de asesinato por el que el fiscal interesa 24 años de cárcel y otro de tenencia de armas prohibidas ya que en el registro policial de su domicilio se encontró una bayoneta de uso militar.

    Según se indica en el escrito de acusación, el procesado tenía alquilado a F.P.D. una vivienda en el denominado 'Cortijo El Pisalé' de El Alquián pero, a finales de 2011, este dejó de pagarle el coste del arrendamiento.

    El fiscal señala que lo hizo porque una tercera persona, con quien al parecer estaba "enemistado" J.L.M.M. discutía la propiedad del inmueble al considerar que estaba construido sobre suelo a nombre, había suscrito un segundo contrato de alquiler con la víctima.

    Esta circunstancia, sumado a que se "negaba a abandonar" la vivienda, derivó en la "animadversión" del procesado, quien presuntamente "decidió acabar con la vida" de F.P.D.

    En la mañana del 23 de octubre de 2012, comenzó a escribir una carta en la que anunciaba que iba a "destruir a sus enemigos" y luego a autolesionarse. A continuación, según indica el escrito, se armó con un cuchillo con una hoja de, al menos, 12 centímetros de longitud y 4,5 centímetros de ancho, y "esperó a que se hiciera la noche para ejecutar su plan".

    Así, la acusación sostiene que, ya de madrugada, acudió al domicilio de F.P.D., quien, "nada más abrir la puerta", recibió una puñalada "de forma sorpresiva e inesperada".

    La Fiscalía subraya que el procesado continuó propinándole cuchilladas en el tórax, muslos, abdomen, cuello e inglés con la intención de "aumentar deliberada e inhumanamente su dolor" hasta un total de 14 que le "perforaron" órganos vitales y "seccionaron" venas y arterias.

    J.L.M.M. fue detenido una operación desarrollada por efectivos de la Policía Nacional de la Comisaría Provincial el día 25. En el registro con orden judicial de su domicilio, los agentes encontraron, entre otras armas blancas, una bayoneta de 39 centímetros de hoja, catalogada para uso militar y prohibida para particulares.

    El Ministerio Público también va interesar que el acusado indemnice en concepto de responsabilidad civil con la cantidad de 300.000 a las hijas menores de edad de la víctima.