12 de noviembre de 2019
2 de julio de 2019

Comienzan las obras de restauración de la fachada de la Casa Consistorial de Almería

ALMERÍA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

Operarios de la empresa Rehabitec han iniciado este martes los trabajos de vallado perimetral sobre la fachada principal del edificio de la Casa Consistorial de Almería, en la Plaza Vieja, que serán objeto de rehabilitación por parte del Ayuntamiento.

Suponen estos trabajos el inicio de las obras contempladas en el proyecto de restauración de la fachada del edificio de la casa central y de elementos decorativos de la Casa Consistorial, que tendrán una duración de cuatro meses, y que supondrán una inversión de 354.466,14 euros, según ha explicado el Consistorio en una nota.

Este importe se suma a los 3,7 millones invertidos en las obras de consolidación de la estructura interior y de la fachada, que fueron recepcionadas el pasado mes de septiembre.

La concejal de Urbanismo y Fomento del Ayuntamiento de Almería, Ana Martínez Labella, se ha congratulado del inicio de esta actuación con la que el Ayuntamiento vendrá a "culminar" la fase de rehabilitación de la fachada de la Casa Consistorial, "restaurando ahora la parte más singular del edificio e incorporando iluminación ornamental con proyectores que potencien los elementos decorativos".

Martínez Labella ha recordado que esta inversión se realizará "íntegramente" con fondos municipales, "poniendo en valor molduras ornamentales, dinteles, revestimientos y recercados de huecos de yeso y escayola, empleándose en esa tarea piedra natural". Además del tratamiento sobre la fachada, el proyecto aprobado por el Ayuntamiento incluye la iluminación y el cubrimiento del cupulín central, en su origen de chapa de zinc.

La edil popular ha recalcado la importancia que se da a esta actuación con el objetivo de disfrutar de una fachada que será "espléndida, digna de un Ayuntamiento como el de Almería".

Perimetrada y balizada la zona sobre la que se va a actuar, los trabajos a realizar se centrarán en la reparación de revocos, mediante la limpieza de fachada, relleno de grietas y reparación de zonas de humedades; la sustitución de molduras de yeso por piezas de similar geometría de piedra natural, de forma que la fachada recupere su aspecto visual auténtico; la restauración de la balaustrada de hormigón en los balcones de la primera planta y la colocación en la torre del reloj de reproducción de elementos decorativos laterales.

Igualmente, se contempla la restauración de carpinterías de madera; la restauración y el revestimiento del cupulín con chapa de zinc y la iluminación general de la fachada. Como parte también de la actuación será la sustitución del escudo actual, por otro de igual geometría, tallado en mármol blanco de Macael. Se trata de un elemento sustituido a lo largo de la historia en diversas ocasiones, datando este último de la etapa democrática.

Como novedad, la nueva fachada se iluminará desde cornisas y balcones con proyectores que potencien la volumetría de los elementos decorativos. Se instalarán además cinco puntos de luz a nivel de suelo que iluminarán la planta baja. Y cinco puntos en el interior, en mansardas y en la torre del reloj.

En el proyecto se ha incluido también la realización de trabajos "puntuales" en las fachadas del conjunto de las Casas. Entre las más significativas cabe destacar el aplacado del zócalo y alfeizar de la facha principal de la Casa Prats, la restauración de columnas externas de la doble arcada en la fachada lateral de Casa Lledó y la reposición del dintel y de las dos ménsulas originales de la fachada de la planta primera que cubre el pasaje de la calle Juez.