20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 9 de diciembre de 2009

    Ecologistas piden dimisión de Castillo por "minimizar" el "enorme" impacto ambiental del hotel del Algarrobico

    ALMERÍA, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

    Colectivos conservacionistas han advertido hoy que pedirán la dimisión de la consejera de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Cinta Castillo, si no se retracta de las declaraciones en las que intentó "minimizar" el "enorme" impacto ambiental y paisajístico del hotel de Azata en el paraje de El Algarrobico, en Carboneras (Almería) al tiempo que han urgido al jefe del Gobierno andaluz, José Antonio Griñán, un "compromiso claro" para demoler el inmueble y "devolver al lugar a su estado originario".

    En una nota, Ecologistas en Acción-Andalucía, la asociación de Amigos del Parque de Cabo de Gata-Nijar y la asociación Salvemos Mojácar-Levante muestran su "total rechazo" a la opinión vertida por Castillo, quien en una entrevista concedida al diario 'El País' aseguraba que el "edificio en sí no está provocando ningún daño a ninguna especie, ni de flora, ni de fauna", lo que, a juicio de los tres grupos, "demuestra una visión torpe y manipuladora del valor ambiental de esta playa y del paisaje único del litoral de Cabo de Gata".

    Para los tres colectivos, la titular andaluza de Medio Ambiente "intenta justificar una de las mayores aberraciones urbanísticas" que se han cometido en el litoral mediterráneo de nuestro país mientras que señalan lo "inaceptable e intolerable" de que esa posición provenga de quien "debe velar por la protección del litoral y de los espacios naturales".

    "No entendemos --aseguran-- como la máxima responsable del ramo puede mantener esta ambigüedad sobre el enorme edificio turístico construido en pleno parque natural y espacio declarado también Reserva de la Biosfera por la Unesco y Lugar de Interés Comunitario (LIC) por la UE".

    Los ecologistas aluden, asimismo, a la contradicción que, a su juicio, se deriva de que en 2007 "algunos responsables políticos manifestaron públicamente que la Junta de Andalucía estaba comprometida con el proceso de expropiación forzosa de los terrenos del hotel y la demolición del mismo" frente a las ultimas manifestaciones publicas "que dan incluso a entender que aceptan que el hotel se pueda abrir en un futuro".

    Critican, al hilo de esto, que Castillo cuestionase el alcance del deslinde del dominio público marítimo-terreste en el paraje de El Algarrobico a la vista, según subrayan, de diversos pronunciamientos judiciales que establecen la zona de servidumbre en los 100 metros, donde se ubica en parte el inmueble construido por Azata del Sol al tiempo que recuerdan el fallo del Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 2 de Almería que, en septiembre de 2008, declaró nula de pleno derecho la licencia municipal de obras.

    Los tres colectivos conservacionistas trasladan, asimismo, su "preocupación" ante lo que se proyecta el sector ST-2, conocido como 'El Canillar' y adyacente a El Algarrobico, para uso residencial dentro del Plan de Ordenación del Territorio del Levante Almeriense (POTLA) recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) por, entre otras cosas, crear un área turística en la Torre del Rayo, zona catalogada como monte publico y hábitat natural de interés comunitario.