21 de marzo de 2019
2 de diciembre de 2014

Piden internar 24 meses al menor que obligó a pelear desnudos a niños

ALMERÍA, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Fiscalía de Menores va a solicitar 24 meses de internamiento en régimen semiabierto para el menor de 14 años que retuvo presuntamente durante cinco horas a dos niños de 11 y 12 años a quienes habría obligado a pelear entre ellos desnudos y a punta de compás.

   El Ministerio Público imputa al adolescente la supuesta comisión de delitos de robo con violencia e intimidación, detención ilegal, contra la integridad moral y coacciones, además de una falta de lesiones, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.

   En su escrito, la Fiscalía interesa, asimismo, que se le imponga un total de 12 meses de libertad vigilada cuyo incumplimiento supondría la comisión de un nuevo delito, y que se le prohíba comunicarse con las víctimas o acercarse a ellas a menos de 200 metros por un periodo de dos años.

   La calificación fue remitida al Juzgado de Menores el pasado día 27 y la vista oral está pendiente de señalamiento mientras que el menor se encuentra internado en régimen semiabierto como medida cautelar dada la "especial gravedad" de los hechos que presuntamente habría cometido,

   Las mismas fuentes han precisado que se ha procedido a informar a la Delegación Territorial de Salud y Bienestar Social de la participación de otros dos chicos en la agresión con objeto de que se realice una investigación de sus "circunstancias psicosociales y familiares", ya que contra ellos, al contar con 13 años, no se puede dirigir procedimiento al ser inimputables.

   El régimen semiabierto supone que el menor para el que se dicte la medida permanezca durante todo el tiempo en el centro de internamiento aunque "intercalado con periodos puntuales de libertad para salidas familiares o visitas a talleres de reeducativos".

   Los hechos tuvieron lugar el 14 de noviembre en las proximidades de un colegio cercano al Paseo de la Caridad sobre las 8,50 horas cuando las víctimas se disponían a entrar en sus respectivos centros educativos para comenzar la jornada lectiva.

   Los tres agresores les quitaron presuntamente un teléfono móvil y dos compás del interior de sus mochilas, con los que posteriormente les amenazaron y les obligaron a ir hasta un descampado cercano. Una vez allí, supuestamente les forzaron a desnudarse y pelear entre ellos.

   Las víctimas sufrieron lesiones de carácter leve por las que no precisaron atención médica, según indicó la Policía Nacional.

   La detención del menor de 14 años implicado en el asalto se produjo cuando los agentes encargados de la investigación lo relacionaron con otro ocurrido en la céntrica calle Real de la capital, donde tres jóvenes habían robado y agredido a otro menor de edad.

   Los efectivos de la Brigada de la Policía Judicial identificaron a los tres agresores de 13 años, comprobando que dos de ellos habían participado en los hechos acaecidos en el descampado, y este hilo les llevó al arrestó del único de ellos a quien se puede imputar por su edad.

Para leer más