15 de septiembre de 2019
6 de septiembre de 2008

Regantes de Almería dicen que la caducidad del trasvase Tajo-Segura sería "una catástrofe" para la Comunitat

Regantes de Almería dicen que la caducidad del trasvase Tajo-Segura sería "una catástrofe" para la Comunitat
EP

ALMERÍA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Junta Central de Usuarios de Aguas del Valle del Almanzora, con sede en Cuevas del Almanzora (Almería), consideró hoy que la caducidad del trasvase Tajo-Segura para el año 2015, tal como fijaron por unanimidad las Cortes de Castilla-La Mancha, sería "una catástrofe" para la Comunitat Valenciana, Murcia y Almería y "no solucionaría" además los problemas hídricos de esa comunidad.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz de la Junta Central de Usuarios del Almanzora, Fernando Rubio, confió en que, tras las negociaciones mantenidas por los regantes del Levante peninsular con la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, el debate sobre el Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha en las Cortes Generales tenga en cuenta los intereses de los agricultores del sureste peninsular, que cuenta con unos regadíos "consolidados".

Para Rubio, Castilla-La Mancha no va a resolver su escasez de agua con la derogación del Tajo-Segura, ante lo que apostó por habilitar nuevos recursos como el Tajo medio o el aprovechamiento de los recursos que se vierten al mar, y se mostró "a la expectativa" de los pasos que el Gobierno central vaya a dar ahora en este sentido.

En el caso concreto de Almería, el trasvase Tajo-Segura repercute sobre unas 25.000 de las 35.000 hectáreas que aglutina la Junta Central de Usuarios de Aguas del Valle del Almanzora, de la que forman parte las comunidades de regantes 'El Saltador' de Huércal-Overa; Cuevas del Almanzora; Pulpí; Bajo Almanzora; 'Los Guiraos' de Cuevas del Almanzora; 'Sierra del Medio', de Huércal-Overa, centradas en el cultivo de hortícolas, olivar, cítricos e invernaderos.

El portavoz de lo regantes indicó que la supresión del trasvase sería negativa a pesar de que el Almanzora, en los últimos cuatro años, ha venido recibiendo entre un 20 y un 30 por ciento de los 15 hectómetros cúbicos asignados por ley, una reducción de la aportación que vio no obstante "justificada" por la "precariedad" en la cabecera del Tajo.

En 2008, los regantes del Almanzora tienen previsto recibir como máximo dos hectómetros cúbicos del Tajo, una cantidad a la que se suman los cerca de 20 hectómetros cúbicos que se están aportando desde el Negratín, en virtud del 40 por ciento de las dotaciones que les corresponde. Con estas cantidades, Rubio estimó que lo agricultores podrán "más o menos salvar" la sequía de este año aunque abogó por nuevos mecanismos para llevar agua a la comarca.