20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • 14 de noviembre de 2014

    La alcaldesa de Jerez entrega el Título de Hijo Adoptivo de la Ciudad a Pepe Marín

    La alcaldesa de Jerez entrega el Título de Hijo Adoptivo de la Ciudad a Pepe Marín
    EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE JEREZ DE LA FRONTERA

    JEREZ DE LA FRONTERA (CÁDIZ), 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La alcaldesa de Jerez de la Frontera (Cádiz), María José García-Pelayo, ha entregado este viernes el título de Hijo Adoptivo de la Ciudad a José Marín Carmona 'Pepe Marín', por sus más de cuarenta años dedicados a la promoción del flamenco y la cultura de la ciudad jerezana, a través de su labor como comunicador, actor y crítico flamencólogo.

    Al acto, han asistido familiares del homenajeado, amigos y un buen número de profesionales y aficionados del mundo del flamenco, según ha informado el Ayuntamiento. En un pleno extraordinario y solemne, celebrado en el Cabildo Viejo, García-Pelayo ha fundamentado la concesión de la distinción, que ha contado con múltiples adhesiones como las de Arte Sherry S.L., asociación de vecinos Solidaridad, asociación 'El Chiquitín', academia de baile 'Juan Parra', academia de baile 'Ana María López', estudio de baile 'Mercedes Ruiz', estudio de baile 'Chiqui de Jerez', Gran Peña Barcelonista Jerezana, delegado de Alcaldía del Lomopardo, delegada de Alcaldía de las Pachecas, y numerosas adhesiones individuales.

    Entre los méritos profesionales y personales de Pepe Marín, enumerados por la alcaldesa, que concurren para su nombramiento como Hijo Adoptivo de la Ciudad, ha destacado las más de cuatro décadas que lleva al servicio de Jerez, a través de su palabra.

    Entre sus excelentes cualidades, ha destacado su profesionalidad ante los micrófonos como locutor, presentador de todo tipo de eventos culturales, actor y recitador, además de buen lector. Profundo conocedor del flamenco de Jerez, a lo largo de todos estos años ha realizado programas de radio de ámbito local, regional y nacional, conduciendo los espectáculos de los grandes ciclos festivos de la ciudad vinculados al flamenco: La Fiesta de la Bulería, los Viernes Flamencos, las Fiestas de la Vendimia, los actos organizados por la Cátedra de Flamencología, así como otros muchos de las Peñas Flamencas de Jerez.

    Además, ha pregonado la Feria del Caballo de Jerez en 1999, y es la voz del espectáculo ecuestre de la internacional Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre.

    Pero además de su estrecha vinculación con las señas de identidad de Jerez, Pepe Marín ha destacado por su gran aportación en otras muchas facetas de la actividad artístico-cultural, siendo el creador de una agrupación teatral, que durante más de diez años puso en escena numerosas obras, entre otras, autos sacramentales en el Teatro Villamarta, en la Catedral y en la antigua sede de la Academia de San Dionisio.

    A esta faceta de producción cultural de Pepe Marín, se suma la puesta en pie de diversos ciclos de Teatro Nuevo, que han contado con la participación de grupos de Jerez, Cádiz, Sevilla y Lebrija.

    Jerez también ha sido el escenario de sus grandes éxitos, espectáculos de teatro dirigidos y montados por el mismo. Un repertorio basado en autores clásicos, que ha llevado a las plazas de Jerez con el objetivo de difundir la cultura.

    Estrenó 'Las razones del cante', de Manuel Ríos Ruiz, y 'La historia de los Tarantos', además de tres obras de Antonio Gallardo, y ha puesto en pie importantes ciclos teatrales de humor con obras de los Quintero, Alfonso Paso y Miguel Mihura.

    También dentro de su importante contribución a la oferta cultural de Jerez, Pepe Marín ha presentado revistas habladas sobre diversos temas, así como lecturas poéticas y recitales con motivo de la celebración de los centenarios de los hermanos Machado y Juan Ramón Jiménez, una labor que ha desarrollado a través de los centros educativos de Jerez.

    Este mismo año ha visto la luz su último trabajo, el libro 'La Paquera de Jerez. Del goce y el llanto', coincidiendo con el décimo aniversario de la muerte de la universal cantaora jerezana.

    Por todo ello, la alcaldesa ha concluido que sus cuarenta años en esta ciudad "son cuarenta años de Jerez contados con su singular e inconfundible voz que lo inunda todo y que nos ha marcado para siempre".

    "Ha sido y es uno de los grandes prescriptores de nuestra ciudad, narrando en primera persona nuestras tradiciones y nuestras costumbres a través de los vinos, los caballos y el flamenco de Jerez y hablando como nadie de Jerez y los jerezanos", ha resatlado.

    Igualmente, la regidora ha subrayado que siempre ha hecho gala de su "jerezanía y de su jerezanismo de pro", entregando su vida y su buen hacer a esta ciudad que, desde el primer día, lo acogió con los brazos abiertos.

    Sobre su personalidad, ha incidido en su solidaridad con las causas nobles e implicado con la labor social y humanitaria en esta ciudad. Pepe Marín es "un hombre cordial, grato, educado y culto, dispuesto siempre a colaborar, con su presencia y sus dotes comunicativas, en todas las causas para las que se le ha solicitado", ha afirmado García-Pelayo.

    Tras la exposición de la alcaldesa, ha tenido lugar el emotivo acto de entrega del Título de Hijo Adoptivo de la Ciudad a Pepe Marín, seguido de un largo aplauso por parte de los asistentes.

    Seguidamente, ha tomado la palabra Pepe Marín visiblemente emocionado. "Esto es duro, muy duro", han sido sus primeras palabras. "Desde lo más profundo de mi corazón doy las gracias a la alcaldesa por su deferencia y a todos los miembros de la Corporación. Considero de justicia hacer público mi agradecimiento a mi esposa Milagros y a mis hijos Victor y Álvaro porque son el verdadero motor que hace posible que me ponga en marcha en esta bendita comunidad jerezana", ha añadido.

    Tras expresar su recuerdo hacia las personas ya fallecidas que no han podido acompañarle en este acto pero que siempre le apoyaron como un jerezano adoptivo, Francisco Fernández del Castillo, Francisco M. Galvache, José María López Cepero y José Estévez, ha enviado "un emocionado, sincero y profundo" a las familias del mundo del flamenco que "ahora ya no son primos sino sobrinos", ha afirmado. En su despedida ha dado "abrazos y sinceros besos" a todos.