8 de abril de 2020
29 de mayo de 2014

El Ayuntamiento de Cádiz "sigue trabajando" para buscar una solución al "problema de alojamiento" de los okupas

CÁDIZ, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Cádiz "sigue trabajando" para encontrar una solución al "problema de alojamiento" que sufren las familias que están okupando dos pisos, ambos pertenecientes al parque municipal de viviendas, en la zona conocida como Cerro del Moro de la capital gaditana.

Así lo indica en un comunicado el Consistorio gaditano. Cabe recordar que la mujer que intentó quemarse a lo bonzo este martes en las oficinas de la empresa municipal de vivienda de Cádiz (Procasa) declinó este miércoles el ofrecimiento municipal consistente en que el Consistorio le abonaría el alojamiento durante diez días de su unidad familiar en una pensión de la ciudad a cambio de proceder al desalojo "pacífico" de la vivienda okupada.

En declaraciones a Europa Press, esta mujer indica que este miércoles decidió, junto a su familia --compuesta por ella, su marido y dos hijos--, que no procedería al desalojo de la vivienda que está okupando mientras busca otra vivienda --algo a lo que la conminó el Consistorio gaditano-- cuyo alquiler "sería sufragado, en un 90 por ciento y hasta una cuantía máxima de 450 euros, por el Ayuntamiento de Cádiz".

No obstante, asegura que está inmersa en la búsqueda de esa vivienda, si bien se queja de que es "muy difícil" que los propietarios accedan a alquilarle un piso "a cualquier persona que cuente con esta ayuda municipal, porque no se fían del Ayuntamiento de Cádiz".

A apenas 50 metros de esta vivienda okupada, hay otra también del parque municipal de viviendas que está siendo okupada por otra unidad familiar, compuesta en este caso por una pareja y dos hijos menores.

En este caso ha sido la titular del contrato de arrendamiento de esta vivienda la que ha denunciado la okupación de la misma por la familia que actualmente reside en ella, que accedió a su interior los días posteriores a la muerte de uno de los inquilinos de la misma y aprovechando que ella no estaba en la casa.

Así, es la autoridad judicial la que ha instado a los okupas a abandonar el inmueble, extremo que aún no se ha producido.

Procasa ha ofrecido también a esta unidad familiar una ayuda económica para el alquiler de una vivienda "consistente en pagarle el mes en depósito, el primer mes de alquiler y una ayuda periódica mensual del 90 por ciento del coste del alquiler de la vivienda".