6 de abril de 2020
7 de enero de 2009

Cádiz.-Consorcio de Transportes aclara al PP que el coste de los catamaranes no repercute en los municipios consorciados

CÁDIZ, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Consorcio de Transportes de la Bahía de Cádiz aclaró hoy al PP que el coste de los catamaranes que cubren el servicio marítimo de transportes entre Cádiz, El Puerto de Santa María y Rota "no repercute en los municipios consorciados".

En un comunicado, el Consorcio contestó a las declaraciones realizadas hoy por el presidente provincial del PP de Cádiz, José Loaiza, y puntualizó que, tal y como establece el Pliego de Condiciones Técnicas de la explotación del servicio, es la entidad adjudicataria, Trapsa, quien debe abonar anualmente este canon de arrendamiento a la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA) "sin que dicho coste recaiga en ningún caso sobre los municipios consorciados".

Así, la APPA, empresa pública propietaria de los tres catamaranes que cubren el servicio marítimo, recibe un canon de alquiler anual por parte del Consorcio de Transportes, cuyo cálculo se efectuó a partir de la estimación por anualidades de la amortización de la inversión total, por un periodo de 15 años y sin ningún tipo de interés adicional.

Dicho canon es abonado anualmente por la empresa adjudicataria Trapsa al Consorcio de Transportes, quien a su vez lo entrega a la APPA, de forma que los municipios no deben asumir ningún tipo de coste por beneficiarse del servicio. Asimismo, Trapsa se beneficia de la explotación de los catamaranes sin que deba asumir costes de interés.

El hecho de que los catamaranes no sean de titularidad del Consorcio viene derivado de que, en el momento en que se licitó la construcción de los barcos, el Consorcio "carecía de competencias financieras y administrativas, ya que su labor se limitaba a la coordinación de servicios".

A fin de facilitar la concurrencia de operadores y de evitar gastos a los municipios, la Junta de Andalucía "asumió íntegramente los costes de financiación", a través de la empresa pública dependiente APPA.

EL CUARTO CATAMARÁN

En cuanto al cuarto catamarán, en proceso de construcción, explicó que es el primero que ha sido licitado directamente por el Consorcio de transportes, gracias a una Orden de Atribución de Competencias aprobada por la Consejería de Obras Públicas y Transportes.

Este catamarán tendrá un coste de aproximadamente 2.400.000 euros, un coste superior a las otras embarcaciones que cubren el servicio debido a su mayor potencia (un 20 por ciento más que los tres catamaranes anteriores), a sus condiciones de acabado (cuenta con cubierta tapada y con otras dotaciones adicionales) y también a la subida del IPC acumulada en los últimos tres años.

El servicio marítimo de transportes de la Bahía de Cádiz se inició en junio de 2006 con dos embarcaciones (Bahía de Cádiz 1 y 2), a la que se sumó, seis meses más tarde, una tercera embarcación (Bahía de Cádiz 3). Desde febrero de 2007, poco más de un semestre después de la puesta en servicio, han venido operando las tres embarcaciones hasta que, en el último trimestre de 2008, se produjo la avería del Bahía de Cádiz 2.

Las averías producidas en los sistemas de refrigeración de los motores de éste y de los otros dos catamaranes "están siendo evaluadas en estos momentos". Asimismo, agregó, "se está valorando la posibilidad de realizar las reclamaciones oportunas a la empresa responsable de la construcción", es decir, Navantia.

En cualquier caso, apuntó que estas averías "han provocado una congelación en el abono del canon por parte de la empresa adjudicataria, que se prolongará hasta que se concluya el estudio sobre la situación y se determinen las compensaciones que será necesario realizar".

Por último, agregó que, igualmente, la empresa adjudicataria está excluida del abono de los costes de alquiler del barco que ha realizado durante varios meses labores de sustitución, el Ulises 2, siendo estos costes abonados directamente por la Junta de Andalucía, sin que vayan a repercutir en los municipios consorciados.