13 de noviembre de 2019
31 de enero de 2008

Cádiz.- Tribunales.- La Audiencia archiva el caso de presuntos malos tratos del alcalde de Chipiona contra una concejal

CHIPIONA (CÁDIZ), 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Cádiz desestimó el recurso de apelación interpuesto por la ex teniente de alcalde del Ayuntamiento de Chipiona (Cádiz), María Luisa Gallego (PSOE), contra el auto dictado por el Juzgado de Instrucción de Sanlúcar de Barrameda en el que se acordaba el sobreseimiento provisional y archivo de las diligencias previas en relación a la demanda de la ex concejala socialista contra su compañero de partido y alcalde, Manuel García, por supuestos malos tratos.

Según indicó en un comunicado el Ayuntamiento chipionero, la Audiencia Provincial dictó una resolución firme contra la que no cabe interponer ningún tipo de recurso.

Por su parte, el alcalde socialista destacó que "se ha hecho justicia" y manifestó que "han sido dos años muy difíciles" para él y para su familia, ya que manifestó que se le había intentado "derribar y desprestigias", así como "hacer daño al PSOE". No obstante, manifestó que "el verdadero juicio lo llevó a cabo el pueblo el pasado 27 de mayo en las urnas", donde ganó por mayoría absoluta.

Por otra parte, el abogado del alcalde, Marcos García Montes, afirmó que se trataba de "un día importante para la honradez, la honestidad y la justicia" y recordó que incluso recibió "ataques personales" para que abandonara el caso de Manuel García. Asimismo, manifestó que "tan repugnante es el maltrato como la mentira", por lo que señaló que "es una gran satisfacción que finalmente este caso se archive".

La que fuera primera teniente de alcalde del Equipo de Gobierno en el anterior mandato, María Luis Gallego, se dio de baja del partido acusando al primer edil de un presunto maltrato psicológico. No obstante, el alcalde desde el principio defendió su inocencia asegurando que era "incapaz" de un maltrato psicológico y que, por contra, el Equipo de Gobierno de entonces, formado por PSOE, PSA e IU "había aguantado la inestabilidad emocional de Gallego por el cariño que le tenía", ya que, según manifestó en su momento el primer edil, "desde hacía hace tres años tenía problemas psicológicos y estaba bajo tratamiento psiquiátrico".