20 de mayo de 2019
  • Domingo, 19 de Mayo
  • 4 de junio de 2014

    Cae una red que desvalijaba naves industriales en Cádiz y Sevilla

    CÁDIZ, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

       La Guardia Civil de Cádiz ha puesto a disposición judicial a nueve personas de nacionalidad rumana supuestamente pertenecientes a una organización que se dedicaba a desvalijar naves industriales en las provincias de Cádiz y Sevilla.

       Según detalla la Benemérita en una nota, la operación 'Little war' se inició al tener conocimiento de que en varios municipios de la sierra gaditana se estaban produciendo robos en naves industriales y locales de hostelería con en mismo 'modus operandi'.

       Por tal motivo, se inició un dispositivo que desveló la presencia de una organización "muy activa" de ciudadanos de origen rumano que contaban con una buena labor de información previa a la comisión de los robos, puesto que cuando accedían a las naves ya sabían los elementos de seguridad que tendrían que burlar y los elementos que necesitaban para trasladar los efectos robados.

       Tras intensas investigaciones, los guardias civiles situaron la base de operaciones de esta organización en la localidad sevillana Carrión de los Céspedes, donde se identificaron los roles que desempeñaban los diez supuestos miembros de la organización.

       Un grupo de cinco personas se dedicaría a cometer los robos y otro de ocho a la obtención de información de los locales que se robarían, así como a reconocimiento de zonas, medidas de seguridad que habría que inutilizar y ocultación de herramientas y género robado, que pasado un tiempo trasladaban a la Comunidad de Madrid para su venta en el mercado negro.

       De esta forma y tras numerosas vigilancias y seguimientos sobre los investigados, se interceptó uno de los turismos controlados por los guardias civiles identificando a sus ocupantes, los cuales portaban en una mochila un inhibidor de frecuencia para la anulación por radiofrecuencia de alarmas, con su correspondiente batería, así como otras herramientas y útiles para cometer los hechos delictivos.

       La información obtenida permitió completar los datos que faltaban para el esclarecimiento de una serie de robos que "traían de cabeza a empresarios y comerciantes" de la zona de la sierra de Cádiz y Sevilla. Así, descubrieron que para los robos alquilaban turismos de alta gana y para el traslado del material optaban por furgonetas de todo tipo o pequeños camiones.

       Fruto del dispositivo de vigilancia y seguimiento se detuvo a los cinco investigados que supuestamente componían el grupo responsable de cometer los robos, tras cometer uno en una nave del polígono industrial de la localidad de Herrera (Sevilla), cuando huían del lugar de los hechos al haber saltado la alarma del establecimiento.

    EN PARADERO DESCONOCIDO

       Un sexto componente logró huir y darse a la fuga del lugar de los hechos, encontrándose al día de la fecha en paradero desconocido. Sobre esta persona consta una requisitoria judicial de búsqueda y detención.

       Además, se intervinieron un turismo y una furgoneta que pertenece a una empresa de alquiler sin conductor de la localidad de Alcalá de Henares (Madrid). En el interior de la furgoneta se intervino una mochila conteniendo herramientas y útiles empleados para cometer los robos, así como una bolsa de plástico conteniendo una gran cantidad de monedas, procedente de la nave donde se ha producido el ilícito.

       A la finalización de la operación, han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) diez personas, cinco de ellas en calidad de detenidos, cuatro en calidad de imputados y uno para el que se ha dictado una orden de búsqueda y detención.

       Todos ellos son de nacionalidad rumana y se les imputan los delitos de delitos de robo con fuerza y pertenencia a organización criminal. Se han esclarecido hasta el momento nueve robos cometidos en las localidades de Villamanrique de la Condesa, El Pedroso, Umbrete, Carrión de los Céspedes, Tocina, Pilas, Herrera, todas ellas de la provincia de Sevilla, y Villamartín en la provincia de Cádiz.

       En la operación 'Little war' han colaborado con la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Cádiz guardias civiles de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Sevilla.