23 de abril de 2019
20 de junio de 2014

Ecologistas en Acción concede 15 'banderas negras' a distintas playas y tramos del litoral gaditano

CÁDIZ, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción Cádiz ha presentado por decimosexto año consecutivo su campaña 'Banderas Negras', una "denuncia pública" de playas y tramos del litoral de la provincia "que sufren una pérdida de calidad ambiental". La organización señala en este 2014 con bandera negra, distintivo de impactos medioambientales "de gravedad", 15 playas y tramos del litoral gaditano.

En el informe, presentado este viernes, se recoge la concesión de la calificación de punto negro a 13 zonas del litoral gaditano. Estos 'puntos negros' marcan impactos medioambientales "significativos" pero de menor gravedad que los merecedores de la bandera negra. El documento hace una "evaluación ambiental integral del litoral", considerando los impactos producidos por la contaminación y por la urbanización.

Ecologistas en Acción otorga la bandera negra a la zona de playa comprendida entre Bonanza, Bajo de Guía y Las Piletas, en Sanlúcar de Barrameda, "por el vertido continuo al estuario del Guadalquivir de las aguas muy deficientemente depuradas procedentes de la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Sanlúcar.

En este sentido, explica que la situación "persiste desde hace unos cuatro años sin que los 2,7 millones de euros invertidos en reparaciones mejoren la depuración", y cita, además, "vertidos continuos de aguas residuales a la playa a través del arroyo del Salto del Grillo, vertidos menores de aguas fecales a través del Arroyo de San Juan y cuatro aliviaderos que desembocan en la playa urbana".

Otra de las banderas negras otorgadas recae en la playa urbana de la Costilla, en Rota, "por el vertido sin depurar durante los meses de verano de más de la mitad del volumen de las aguas residuales del municipio a través de un emisario submarino".

La playa de Fuentebravía, en El Puerto de Santa María, también recibe esta distinción negativa por las "construcciones de edificios en el acantilado y rellenos en la playa y en el acantilado, realizados con un manifiesto incumplimiento de la Ley de Costas, y provocando continuas pérdidas de arena".

El informe recalca que la construcción de un nuevo espigón para evitar las pérdidas de arena "provocará el encajonamiento prácticamente total de la playa, sin resolver los problemas estructurales que hacen perder la arena, y podrá afectar negativamente a las colindantes playas de La Inmaculada y las Redes".

De El Puerto de Santa María, al litoral Las Murallas-La Calita se le concede igualmente la bandera negra por "el vertido de aguas residuales insuficientemente depuradas a través de un emisario submarino desde la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) Las Galeras".

La playa de La Barrosa-Novo Sancti Petri, en Chiclana de la Frontera, es otra playa con bandera negra por "la mala gestión de su territorio, con un paseo marítimo inadecuado que hace que esta playa pierda anualmente su arena".

CONIL, VEJER, BARBATE Y TARIFA

En Roche, Conil, la playa el acantilado son marcados con la bandera negra por sus "construcciones en primera línea de costa ocupando la zona de servidumbre del domino público marítimo-terrestre y destruyendo especies protegidas" y una "muy mala depuración de las aguas residuales".

Ya en el término municipal de Vejer de la Frontera, la playa de El Palmar es asimismo señalada con este distintivo el "descontrol urbanístico actual, con más de 700 viviendas ilegales, que provoca la extensa ocupación de viviendas en un diseminado caótico y vertidos de aguas residuales sin depuración".

La playa de Caños de Meca y Tómbolo de Trafalgar, en Barbate, reciben también la bandera negra por "edificaciones en el dominio público marítimo terrestre sin contar con depuración de las aguas fecales, red de abastecimiento de agua potable ni alcantarillado, vertiendo sus aguas residuales al acuífero o al mar y con el acuífero costero contaminado y sometido a extracciones incontroladas".

En el mismo término municipal, la playa de El Carmen corre la misma suerte "por recibir las aguas contaminadas del río Barbate, cargado de pesticidas y las aguas residuales de la depuradora de Barbate, que funciona muy deficientemente". Ecologistas en Acción resalta que "es la única playa de Cádiz de las analizadas por la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales que supera los parámetros microbiológicos, por lo que no se recomienda el baño".

En Tarifa, la organización ecologista concede la bandera negra tanto a la playa de Atlanterra, como al tramo de Valdevaqueros y la playa de Los Lances. De la playa de Atlanterra expone que son 2.900 metros de playa "con edificaciones desmesuradas ocupando ilegalmente en un suelo que no está clasificado como urbano, con destrucción de cordones dunares de alto interés ecológico y una carencia de infraestructuras básicas para el suministro de agua y la depuración de los vertidos".

Tras tachar de "inaceptable" el proyecto urbanístico en Valdevaqueros, "que no se ha sometido a una adecuada evaluación ambiental y pone en riesgo dos zonas de especial protección para la Unión Europea", critica "los vertidos directos a la playa a la altura de la urbanización de Las Cañas".

Asimismo, reseña que Tarifa "no depura sus aguas residuales; sólo posee un emisario agujereado de 1.800 metros, roto a poca distancia de la costa" e indica que "el proyecto de depuradora está redactado y los terrenos cedidos, pero la EDAR todavía no existe".

CAMPO DE GIBRALTAR

El litoral del Campo de Gibraltar cuenta con cuatro zonas marcadas con la bandera negra. Las playas de Puente Mayorga y Guadarranque, afectadas por "vertidos industriales", y la zona de litoral comprendida entre los ríos Palmones y Guadarranque, en Los Barrios, son dos de ellas.

Ecologistas en Acción alerta de las "elevadas concentraciones de metales pesados en los fondos marinos" de la zona, con "polvo y acumulación de cenizas a pocos metros de la playa" y "frecuentes vertidos hacia la playa de Palmones y al río Guadarrranque".

Además, se señala con la bandera negra la dársena El Saladillo y dársena pesquera, en Algeciras, porque "aunque la depuradora está construida, gran parte de las aguas residuales de Algeciras se vierten por distintos puntos del municipio al no estar conectadas a la red de saneamiento".

La última de las banderas negras de 2014 se concede al litoral de Gibraltar, por las "gasolineras flotantes fondeadas en la Bahía, que se estima se traspasan en el mar cinco millones de toneladas de combustible al año y, como consecuencia, se producen derrames continuos de hidrocarburos".

13 PUNTOS NEGROS

Asimismo, los puntos negros del litoral gaditano para Ecologistas en Acción se sitúan en las layas de La Jara en Sanlúcar y Montijo en Chipiona; la playa de La Ballena, entre Chipiona y Rota; las playas de Aguadulce desde Punta Candor a Costa Ballena, los Corrales de Rota y la playa del Chorrillo, zonas todas estas sitas en Rota.

A estas se unen la playa del Almirante, el litoral de El Ancla y La Inmaculada y la playa del Aculadero, en El Puerto de Santa María; la playa de la Victoria, en Cádiz, y la Bahía de Cádiz; las playas de la Fontanilla y Fuente del Gallo, en Conil; y las playas tarifeñas de los Alemanes y Paloma Baja, así como el litoral de la Bahía de Algeciras.

NOVEDADES

Entre las "novedades positivas" de este 2014, la organización destaca "el avance" en la tramitación del Plan de Protección del Corredor Litoral de Andalucía y las iniciativas de limpieza de playas "clean up the Med".

Por otro lado, califica de "novedades negativas" circunstancias como "la privatización de la gestión del agua en El Puerto de Santa María y Jerez, el intento continuado en ocupar las playas con chiringuitos contemplado en el futuro Reglamento de la Ley de Costas" y las "amenazas" del cambio climático.