14 de agosto de 2020
25 de junio de 2009

Sucesos.- Ocho detenidos y cinco imputados de una red que se dedicaba a meter inmigrantes ocultos en vehículos

ALGECIRAS (CÁDIZ), 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Algeciras (Cádiz) dieron por desarticulada una red dedicada al tráfico de inmigrantes entre Marruecos y España con la detención de ocho personas y la imputación de cinco, que supuestamente introducían a los inmigrantes ocultos en vehículos.

Según indicó el Instituto Armado en un comunicado, la operación, denominada 'Pranzo', comenzó hace seis meses cuando los agentes constataron en el curso de la investigación la existencia de una organización compuestas por personas repartidas por diversos lugares del territorio español (Ceuta, Algeciras, Sevilla, Madrid y Bilbao) dedicada a trasladar a los inmigrantes ocultos en dobles fondos de vehículos desde Marruecos a España, proporcionándoles la infraestructura necesaria para que los inmigrantes llegasen a su destino final previo pago de una cantidad de dinero.

La red delictiva estaba dirigida por dos mujeres, M.E.J. y Z.E.H. de 52 y 43 años de edad, de nacionalidad marroquí y con residencia en Ceuta, que se dedicaban a captar jóvenes marroquíes con deseos de cruzar el Estrecho en busca de una vida mejor, ganándose la confianza de ellos y de su familia, cobrándoles pequeñas cantidades de dinero como adelanto por el traslado a la península.

Así, para el viaje hacia territorio español, contaban con el apoyo de tres integrantes de la organización, M.C.A., M.M., N.H., con residencia en Ceuta, Algeciras y Tetuán, que eran los encargados de trasladar en vehículos que ellos mismos conducían a inmigrantes en dobles fondos efectuados en los habitáculos de los mismos u ocultos bajo mantas u otros objetos, eludiendo de esta forma el control de acceso a los barcos que cubren los trayectos Ceuta-Algeciras y Tánger-Algeciras.

Una vez en Algeciras, los integrantes de la organización ocultaban al inmigrante en una vivienda propiedad de uno de los cabecillas de la organización, hasta que una de las jefas de la red se trasladaba a Marruecos para que la familia efectuase el pago final de la operación, que oscilaba entre los 6.000 y 10.000 euros por persona. Una vez efectuado el pago se le proporcionaba el billete para el medio de transporte necesario para que llegase al destino final.

Durante los seis meses de investigación los agentes lograron localizar a dos personas víctimas de la organización y a una ciudadana marroquí que pagó para que su hermana fuera trasladada a la península sin que se llegase a producirse.

La operación se desarrolló en dos fases, teniendo lugar la primera de ellas el pasado 24 de abril en Ceuta, con la detención de N.H., cuando pretendía acceder al barco con destino Algeciras en un vehículo en cuyo interior se encontraba una niña inmigrante de 13 años de edad, disminuida psíquica y física oculta en la parte posterior del vehículo bajo mantas, bolsas y enseres, en un espacio cerrado y carente de posibilidades de movimiento. La segunda fase concluyó la semana pasada con la detención en Ceuta de J.A.P.

Finalmente, la operación dio como resultado la detención de ocho integrantes de la organización y la imputación de cinco personas como presuntos autores de un delito contra los derechos y libertades de los ciudadanos extranjeros y la intervención de un vehículo de los que se utilizaba para trasladar y ocultar a los inmigrantes.