29 de septiembre de 2020
7 de agosto de 2020

Diputación de Cádiz abre el plazo de solicitudes para el Plan de Arbolado 2020-2021

Diputación de Cádiz abre el plazo de solicitudes para el Plan de Arbolado 2020-2021
Mario Fernández durante la rueda de prensa - DIPUTACIÓN DE CÁDIZ - ARCHIVO

CÁDIZ, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Área de Transición Ecológica y Desarrollo Urbano Sostenible que gestiona el vicepresidente segundo de la Diputación de Cádiz, Mario Fernández, ha comunicado a los ayuntamientos de la provincia que se encuentra abierto el plazo para solicitar plantas para el Plan de Arbolado 2020-2021. El catálogo de especies disponibles figura en la web del área.

Según ha señalado la institución provincial en una nota, el último plan permitió la distribución de un total de 34.664 unidades de material vegetal, compuesto por distintas especies de árboles y arbustos. Este material llegó a 40 municipios, entidades locales autónomas, barriadas rurales y a distintas instituciones que solicitaron acogerse al plan, que ha tenido que sortear las dificultades planteadas por las circunstancias excepcionales del Covid-19.

Mario Fernández ha reiterado que este plan anual "busca mejorar la imagen urbana de las poblaciones, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y contribuir a combatir los efectos del cambio climático".

Los árboles y arbustos de distintas especies se cultivan en los tres viveros de la Diputación, que se ubican en Chipiona, para la producción de semillas y estaquillado de un año de vida; en Jerez de la Frontera, dedicado a la producción de plantas ornamentales que decoran los jardines públicos, y en Villamartín, para la producción de árboles autóctonos como algarrobos, encinas, fresnos y olmos, entre otros.

Desde 1996 el plan contempla la cooperación con los municipios, con especial atención a los de población menor a los 20.000 habitantes, e instituciones de la provincia, proporcionando la cesión de diversas especies arbóreas que contribuyen a la mejora ambiental y urbana. También se persigue ayudar a los ayuntamientos a que puedan cumplir con sus competencias en relación con el medio ambiente y su protección.

Cada vez la ciudadanía pide más espacios verdes dentro de sus pueblos y ciudades y considera que una falta de árboles y arbustos en parques y jardines, en paseos, alamedas, bulevares o en calles y plazas, ocasiona una pérdida en la riqueza y variedad medioambiental urbana, dado que aportan un equilibrio ecológico, ofreciendo también abrigo y protección a la fauna y la flora silvestre, según ha informado el área de Transición Ecológica y Desarrollo Urbano Sostenible.

Por otro lado, árboles, arbustos y plantas ornamentales desarrollan funciones paisajísticas e integradoras en el medio urbano e incluso proporcionan un bienestar psicológico para la sociedad, con lo que su falta o pérdida conlleva una disminución en la calidad del medio y en la vida de los habitantes.

Para leer más