26 de enero de 2020
17 de marzo de 2010

Las cajas destinan a obra social 1.108 millones, un 30,4% menos, aunque crece el porcentaje destinado a ésta

Destacan el esfuerzo en capitalización, de forma que dedican a reservas 3.013 millones, el 73,1 por ciento de los beneficios

Las cajas destinan a obra social 1.108 millones, un 30,4% menos, aunque crece el porcentaje destinado a ésta
EP

SEVILLA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las cajas de ahorros españolas destinaron el pasado año 1.108 millones de euros a obra social tras el reparto del beneficio de 2009, lo que supone una cantidad un 30,4 por ciento inferior a la del año anterior, aunque, según indicó el director general de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), José Antonio Olavarrieta, se ha incrementado el porcentaje sobre el beneficio destinado a ese concepto de obra social, de forma que el pasado año representó el 26,9 por ciento del beneficio neto de las matrices, frente al 25,4 por ciento del año pasado.

De esta forma, el porcentaje destinado a obra social aumenta ligeramente "para equilibrar el descenso de resultados en un ejercicio de menores recursos", precisó Olavarrieta, quien resaltó que "de esta manera, la labor social de las cajas se verá menos afectada por el descenso de los beneficios, provocado principalmente por las fuertes dotaciones y el difícil entorno económico".

"En un momento difícil que atraviesa la economía, con un ejercicio de menos recursos y mayor dificultad se ha prestado más atención a la obra social", aseveró Olavarrieta tras la celebración del consejo de administración de CECA celebrado hoy en Sevilla.

Asimismo, destacó que el objetivo de la obra social es "reforzar las actividades y centros de la obra social con mayor impacto en la población, para llegar a un mayor número de beneficiarios". En este sentido, la dotación de obra social con cargo al beneficio de 2009, que financiará las actividades y centros, principalmente durante el presente ejercicio, se va a centrar en las áreas de mayor impacto en la población, esencialmente en asistencia social, vivienda y en aquellas actividades relacionadas con el acceso al mercado laboral, precisamente los aspectos en los que la crisis económica está teniendo peores repercusiones sociales.

Olavarrieta indicó que la cantidad dotada para la obra social, 1.108 millones de euros, es un 30,4 por ciento menor a la dotación realizada el año pasado y desciende menos que el beneficio neto de las propias cajas.

Esta circunstancia se explica, según el director general de la CECA, por el interés de las cajas en mantener en niveles altos la inversión en obra social.

En este sentido, los 1.108 millones de euros sitúan a la obra social del conjunto del sector en magnitudes similares a los beneficios netos atribuidos de la décima compañía del selectivo IBEX-35. La CECA precisó que "por debajo de esta cifra estarían todos los bancos que cotizan en este índice de la Bolsa madrileña, con excepción de los dos más grandes".

RESERVAS Y DOTACIONES

Asimismo, Olavarrieta explicó que del total de los beneficios, cifrados en 4.120 millones de euros, las cajas dedicaron a reservas 3.013 millones de euros, es decir, el 73,1 por ciento, para así "seguir capitalizando más".

Apuntó que ello "ha supuesto variaciones positivas tanto en el 'core capital' del 6,92 al 7,16 por ciento, como en TIER-1, donde hemos pasado del 8,03 al 9,15 por ciento, además de registrar incrementos en TIER-2".

De esta forma, las cajas mantienen prácticamente el mismo nivel de los beneficios destinado a reservas, que se suman al colchón de dotaciones acumulado durante 2009. Así, el total de recursos computables "pasa del 11,04 por ciento al 12,05 por ciento", unos porcentajes "comparables con el ocho por ciento que se demanda desde Basilea".

Por ello, Olavarrieta destacó que "este pasado año, a pesar de haber sufrido en la cuenta de resultados como efecto de la recesión económica, hemos hecho un esfuerzo en dotaciones y también en capitalización".