26 de mayo de 2019
17 de diciembre de 2010

El total de empresas que apuestan por la implantación del Pacto Mundial de la ONU crece un 28%, pese a la crisis

España lidera a nivel mundial esta iniciativa de Naciones Unidas, con 1.150 empresas adheridas de forma voluntaria

SEVILLA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

El total de empresas españolas que han presentado a lo largo de 2009 su informe de progreso a la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas ha crecido un 28 por ciento, según los datos extraídos del Informe Anual que esta institución ha presentado en Sevilla, en el marco del Encuentro AIR 2010 de Ciudadanía, Sociedad y Empresas Socialmente Responsables. Se han presentado un total de 320 informes, frente a los 250 de 2008, y supone además el mayor crecimiento relativo desde se empezaron a realizar estos informes, en 2005.

La directora general de la Red Española del Pacto Mundial, Isabel Garro, considera altamente positivo este dato, ya que a su juicio refleja que, a pesar de la situación de crisis económica, el tejido empresarial español no renuncia a su compromiso social. España es además el país con mayor número de empresas adheridas a esta iniciativa de la ONU, con un total de 1.146. De ellas el 37 por ciento son pymes y el 21 por ciento microempresas.

Garro ha señalado no obstante que los datos globales reflejan además desafíos para la consolidación de una economía sostenible. De ese modo, destaca por ejemplo la disminución del número de empresas que en 2009 decidieron fijarse unos objetivos concretos y cuantificables, pasando de un 14 por ciento a un 13 por ciento. La directora general de la Red Española del Pacto Mundial achaca este dato a la situación de crisis, que según ella hace que para algunas empresas fijarse objetivos resulte a día de hoy algo "muy ambicioso".

El Pacto Mundial es una iniciativa propuesta por Naciones Unidas en 1999 para fomentar un comportamiento responsable de las empresas con respecto al medio ambiente y los derechos humanos, a través de un decálogo de principios que toma como referencia convenciones y declaraciones internacionales. Entre ellas se incluyen el respeto a los Derechos Humanos, el control de la responsabilidad de sus propias empresas, la libertad de afiliación y el derecho de negociación colectiva, la eliminación de trabajos forzosos y de prácticas que fomenten la discriminación en el empleo, entre otros.

La adhesión a este pacto es de carácter libre y voluntario, y en España la entidad encargada de informar sobre su grado de implantación es la Red Española del Pacto Mundial. Esta entidad se encarga de difundir las buenas prácticas de sus asociados a través de actos públicos y boletines, y además ponen a disposición del público todos los informes de progreso anuales en su página web (www.pactomundial.org).