3 de abril de 2020
25 de agosto de 2008

Huelva.- Asaja pide a Agricultura que evalúe la situación de los ganaderos afectados por la lengua azul

HUELVA, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

La organización agraria envió un escrito a la delegada de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía en Huelva, Esperanza Cortés, en el que se insta a la administración que representa a "evaluar la situación y contrastar los datos, en lugar de volver a pedir a ganaderos afectados por la enfermedad de la lengua azul y entidades colaboradoras que realicen nuevos trámites burocráticos que generan enormes gastos y trastornos".

Según un comunicado remitido por Asaja, la asociación no comprende "cómo pueden volver a hacer pasar a ganaderos y entidades colaboradores por una montaña rusa de trámites burocráticos cuando lo único que tiene que hacer la delegación de Agricultura es cruzar sus propias bases de datos y así contrastar, en muy poco tiempo, las explotaciones afectadas por lengua azul en la provincia de Huelva".

Sin embargo, según Asaja, los ganaderos onubenses han comenzado a recibir trámites de audiencia previos a la resolución del director general dentro del proceso de asignación de los derechos de las primas de ovino-caprino de la campaña 2008.

A consecuencia de los devastadores efectos que la enfermedad de la Lengua Azul ha tenido sobre la provincia de Huelva, la administración decidió considerar 'causa de fuerza mayor' la mortandad de cabezas de ganado, lo cual suponía que la disminución de las mismas en las explotaciones ganaderas no repercutiría en la asignación de derechos a las primas cuando no se alcanzara el 90 por ciento del volumen de ganado.

Para ello, los ganaderos comunicaron en su momento a las oficinas comarcales agrarias las bajas que habían sufrido a causa de la enfermedad, realizando entonces todos los trámites burocráticos que fueron necesarios para ello.

A pesar de ello, ahora, según comunicó Asaja, los ganaderos están "recibiendo trámites de audiencia y vuelven a padecer la incertidumbre de que esto pueda suponer una reducción en las primas, un golpe terrible para un sector que pasa por sus peores momentos".